- Publicidad -
lunes, 22 julio 2024
23.4 C
Tegucigalpa
InicioDEPORTES¡Bailecito! El Barcelona le arrebata el segundo lugar al Girona un sólido...

¡Bailecito! El Barcelona le arrebata el segundo lugar al Girona un sólido 3-0 sobre el Atlético

Nadie como un ex sabe mejor dónde atacar. El punto débil, el talón de Aquiles, el lugar donde un golpe duele y tumba. Es ley de vida y fútbol. Y ayer Xavi volvió a utilizarla para caer sobre la cabeza del Cholo con peso de plomo, como en Montjuïc, en un baile de fútbol que comenzó con traspié: a cinco minutos del inicio Christensen se lesionaba y Fermín se despojaba del chándal par ingresar en el once. Sergi Roberto ocuparía la demarcación del danés para jugar en paralelo de Gündogan. Lamine tenía descanso de inicio y Cubarsí y Fort, en su primera vez en el Metropolitano, eran titulares. En ese momento ya habían pitado a João. Pitos de punta. Pitos muy altos. Pitos como nunca antes se habían escuchado en los siete años de Metropolitano. Seguirían cada vez que el portugués rozaba un balón. Al principio, por cierto, fueron escasos. Hasta el nueve ninguno. Hasta el nueve, de João solo paseos.

El Atleti salía sin Koke, sin Griezmann, con Reinildo de vuelta y la izquierda con Lino y Riquelme, el segundo por delante. Simeone salió persiguiendo la plaza Champions que el día anterior le había arrebatado el Athletic. Vertical, agudo y con presión muy alta, como si no hubiese jugado en miércoles. Una superioridad que no subió al marcador en los primeros minutos porque Morata vive en un permanente fuera de juego, y cuando Araujo le hizo un penalti, nada más comenzar el partido, también, y el disparo de Barrios desde la frontal, después de que De Paul le robara balón y cartera a Sergi Roberto, se fue fuera un dedo. En ese momento, todo era un monólogo rojiblanco, como si Simeone y Xavi hubieran intercambiado pizarras, estilos. El primero, mordiendo. El segundo, atragantado. Su centro del campo, aquello que era apellido Can Barça, no existía, todo un juego planicie. Ni robaba ni defendía ni jugaba una pelota vertical. Mucho menos daba tres pases seguidos. Como lo del Nápoles hubiese sido espejismo, la luz del día a día volvía a posarse frontal y directa sobre todas sus carencias. Lewandowski la pedía al pie, João la pedía al pie. Como si Xavi en su tiempo de banquillo hubiese olvidado que al verdadero fútbol se juega sin la pelota, con los espacios. Pero de los suyos solo Fermín buscaba desmarques.

La realidad, mientras, caía sobre el Atleti como la noche aunque pitos siguieran sin apenas escucharse: ninguno de sus robos de pelota llevaba peligro real. Los minutos fueron arrancando su resuello y el Barça fue ganando metros. En el 35, Rapinhna se presentaba ante Oblak con una primera ocasión fácil que quedaba colgada de su madera como un candil. El camino quedaba marcado. La segunda vez que el Barça se presentó allí, Fermín escoró demasiado su disparo. La palanca Masía, la única que de verdad salva año a año al Barcelona, había tomado mandos. Cubarsí, que no tiene edad para votar, tomar cerveza o sacarse el carné, se unió a Fermín para conducir al Barça hacia la victoria mientras los pitos volverían a escucharse altos, muy altos, en el Metropolitano. Recuperó el chaval ante Morata, Gündogan recortó y bailó para buscar a Lewandowski, quien la puso atrás para que João tocara su cuarto balón en la noche. Gol. El descanso llegó sin Xavi, expulsado en un minuto con dos amarillas, con Koundé jugándose la roja con un manotazo a Riquelme y una última volea de Morata que fue como el Atleti en la primera parte. Un sí pero no.



© 2024 - HCH Televisión Digital - Noticias de Honduras y el Mundo. Anillo Periférico, Complejo Empresarial Tegucigalpa, Honduras, C.A. Tel: (504) 2235-3245 / 2235-3246 / 2235-4875 / 2235-4876 LLÁMENOS GRATIS DESDE EE.UU: 3052801682 y 3052801735

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

NUESTROS USUARIOS EN EL MUNDO

TOP 5

WhatsApp