Los Tigres del Norte dan concierto en la prisión de Folsom

La banda de música norteña se convirtió en una voz para 800 hombres que se encontraban disfrutando el espectáculo

Los Tigres del Norte son la primera banda latina importante en presentarse en la prisión de Folsom en California desde 1968, año en que el cantanteJohnny Cash acutó para la creación del álbum en vivo ‘At Folsom Prison’.

Esta presentación ayudó a Cash a revitalizar su carrera, consolidando su reputación de ser una voz para los oprimidos.

Ahora, el grupo de música norteña sigue los pasos de este cantante, cinco décadas después.

Un artículo de NPR Music señala que a diferencia del 68, en su mayoría con personas blancas, la prisión de Folsom cuenta hoy con una población mayormente negra y latina.

Hace 50 años, Cash presentaba su espectáculo en prisión, mientras los Tigres del Norte daban su primer concierto en Estados Unidos, también en una prisión.

“Cuando llegamos a este país, la primera actuación que hicimos fue en una prisión en Soledad, California“, dice Jorge Hernández, el vocalista y acordeonista de la banda.

“Nos recuerda que es una bendición poder estar aquí en Folsom tocando y celebrando nuestra llegada a este país, actuando en una prisión, pero también actuando ahora en la prisión de Folsom”, señala.

Hace dos años, Los Tigres presentaron una solicitud para poder tocar en en Folsom y hace apenas unos meses recibieron el visto bueno del Departamento de Corrección y Rehabilitación de California para actuar en la prisión.

“Tres veces mojado” y “La Jaula de Oro” son solo algunas de las canciones con las que los mexicanos tocan el tema de los inmigrantes en Estados Unidos. 

Recuerdan el momento de Cash 

“Cuando Johnny Cash llegó por primera vez, probablemente no era muy popular entre el personal o el alcalde en ese momento”, dice Ralph Díaz, subsecretario de operaciones del departamento. 

Asegura que el cantante quería hacerle saber a la población de Folsom que ellos tenían una voz.

‘Hay una voz para ti. Yo soy esa voz’, citó.

Díaz, por otro lado, es definitivamente un fan de Los Tigres.

“Crecí escuchando Los Tigres en la mesa de la cocina de la abuela hasta el momento en que conseguí mi propio equipo de música”, dice.

Eduardo y Hernán Hernández miran al recluso Manuel Mena actuar como invitado de la banda frente a otros reclusos. / Foto: Cortesía de Los Tigres del Norte

El fan que tocó con Los Tigres 

Manuel Mena, un fan de Los Tigres del Norte, que nació en Tijuana, fue parte del espectáculo.

¿Su historia? Inspirado en la música de la banda mexicana formó su proyecto.

Una noche después de un show, Mena tuvo un altercado con un fan que lo amenazó.

Mena mató al hombre y eso le costó 36 años en prisión.

“Somos olvidados de la sociedad”, dice Mena.

“¿Y tener el privilegio de experimentar algo como esto? Bueno, significa que no hemos sido completamente olvidados. Significa que hay alguien que se acuerda de nosotros, alguien que nos da la fuerza para seguir adelante, la fuerza para seguir avanzando”, dijo después de echar un palomazo con Los Tigres del Norte. 

Cortesía: vanguardia.com.mx

Comentarios de Facebook