- Publicidad -
miércoles, 17 julio 2024
29.1 C
Tegucigalpa
InicioDEPORTESEl mercado negro se reinventa; Conozca el "modus operandi" de los acaparadores...

El mercado negro se reinventa; Conozca el «modus operandi» de los acaparadores de boletos

Detrás del rectángulo de juego, las porterías y los recintos deportivos, habita un sub mundo llamado Mercado Negro que ha crecido de forma desorbitada. En este mundo también conviven la picardía y la estafa. HCH conoció de primera mano cómo se mueven los tentáculos del Mercado Negro y la forma cómo ha mutado la venta indiscriminada de entradas a los partidos de fútbol.
Boletos falsos, cortesías y códigos QR que son distribuidos sin que nadie ponga un alto.

«Al mismo precio, al mismo precio»

Uno se pregunta qué gana el mercado negro si vende las entradas al mismo valor que se compran en las tiendas autorizadas y las respuestas son simples.
Algunos de los boletos que circulan en el mercado negro, son cortesías que pertenecían a patrocinadores que fueron vendidas a precio de «gallo muerto» a los revendedores. Son boletos que en la parte de atrás tienen el nombre de una persona que no reclamó su tickete y ese papel terminó en poder de los que revenden.

En años anteriores los equipos se quedaban con al menos 150 entradas que eran repartidas entre los integrantes de los equipos. Cada jugador tenía al menos tres boletos para distribuirselos entre sus familiares. Algunos jugadores vendían baratísimo sus tiquetes de silla al mercado negro y ellos lo vendían a 300 lempiras. «Actualmente no se les da boleto y los familiares que van a entrar a los partidos son apuntados en una lista que está en el portón», dijo un gerente deportivo que pidió no ser nombrado.

HCH ingresó en el coloso capitalino en calidad de aficionado y comprobamos que los boletos de Sol Norte, los encargados solamente los arrugaron y los metieron (sin romperlos) a una bolsa plástica que cuelga en el portón.

Al aficionado no le importa lo que ocurre después de ello, ingresa al estadio, ve el partido y se regresa a su casa. No obstante, los boletos que fueron recibidos en los portones, vuelven a circular, es una mafia que perjuca a todos. Es por eso que los tendidos populares lucen llenos, pero los clubes solamente reportan una «papada» en las taquillas.
«El problema son los que están en los portones, ellos son los que sacan los boletos para afuera donde están los revendedores», nos dijo otro gerente deportivo de un equipo capitalino.

Nos vendieron un boleto «pando»
Comprobamos de primera mano que algunos de los boletos que vende el mercado negro «son pandos». Compramos una entrada de sol a 100 Lempiras y notamos que tenía en la parte de atrás, un nombre de una persona X. Al intentar ingresar el boleto fue scaneado y el lector confirmó que la entrada era falsa. El hombre con el lector se metió el papel en la bolsa trasera del pantalón.

Fuimos a buscar al revendedor del mercado negro, quien se hizo el loco al principio, pero finalmente al ver la presencia policial cerca del estadio, accedió a entregar un boleto bueno.

El mercado negro digital
Algunas de las tácticas que los revendedores utilizan para vender boletería falsa, son las ventas mediante redes sociales, usan Marketplace para publicar que venden entradas considerablemente más barates que las personas que se encuentran a inmediaciones del estadio.

Las personas interesadas en conseguir boletos al ver que pueden ahorrar un poco de dinero por el mismo boleto, no dudan en contactar mediante WhatsApp o Messenger al dueño de la publicación, una vez que tienen el primer contacto, el vendedor le solicita al cliente que haga el depósito del valor del ticket a una cuenta bancaria y que posterior a ello harán el envió de un código QR con el cual podrían ingresar al recinto deportivo.

Cuando el comprador hace la transferencia pueden suceder dos cosas: se le envía un código falso, para que cuando se quiera escanear en los portones de acceso le digan que no puede ser leído por la máquina o que ya ingresó alguien más con ese mismo código, la segunda opción es que el vendedor bloquea automáticamente al interesado en realizar la compra dejándolo sin dinero y sin entrada.

De esta forma utilizan las plataformas digitales para robarle a los incautos ya que repiten este mismo protocolo una y otra vez hasta que sus publicaciones son denunciadas por estafa o ellos mismos deciden bajarlas de las redes para evitar algún inconveniente con sus perfiles.

¿Cómo compran los boletos los revendedores?
Hoy en día las billeteras y plataformas digitales solo permiten la venta de un máximo de 3 a 5 boletos por personas, para poder acaparar un mayor numero de entradas. Los revendedores utilizan a cualquier familiar o amigo para que les compre más boletos y así poder conseguir una mayor cantidad de tickets que las que podría obtener una persona cualquiera, al hacer esto ocasionan que la boletería se agote con mayor velocidad y al suceder esto pueden pedir la cantidad que ellos desean porque no hay más en existencias. El mercado negro vende los boletos hasta a un 300% más del valor original.

Para el encuentro de la gran final entre Olimpia y Motagua del torneo apertura 2023-2024, la localidad de silla tenía un valor original de mil lempiras, mientras que el mercado negro llegó a pedir hasta 2,500 lempiras por una sola entrada; Sol costaba 200 lempiras y los revendedores pedían 800 por un ticket. La modernización de la venta de boletería ha obligado a los inescrupulosos a actualizarse.
Los «criminales de la boletería» usan herramientas digitales como Photoshop, canva, picsart entre otras para luego imprimir una gran cantidad de boletos físicos, utilizando el mismo código QR.



© 2024 - HCH Televisión Digital - Noticias de Honduras y el Mundo. Anillo Periférico, Complejo Empresarial Tegucigalpa, Honduras, C.A. Tel: (504) 2235-3245 / 2235-3246 / 2235-4875 / 2235-4876 LLÁMENOS GRATIS DESDE EE.UU: 3052801682 y 3052801735

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

NUESTROS USUARIOS EN EL MUNDO

TOP 5

WhatsApp