- Publicidad -
martes, 28 noviembre 2023
20.4 C
Tegucigalpa
InicioINTERNACIONALESEstados Unidos sella una alianza histórica con Japón y Corea del Sur...

Estados Unidos sella una alianza histórica con Japón y Corea del Sur para contener a China

Estados Unidos sigue pivotando hacia Asia. El presidente estadounidense, Joe Biden, ha sellado este viernes una nueva alianza trilateral con Japón Corea del Sur que servirá para garantizar su seguridad mútua, mejorar su coordinación en ámbitos estratégicos como el militar y tratar de contener el avance de China.

En una cumbre a tres bandas que han definido como “histórica”, Biden, el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, y el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, han acordado un “compromiso de consulta” según el cual los tres países deberían considerar como propia cualquier amenaza o ataque a uno de ellos y consensuar una respuesta conjunta. Ese compromiso no les obligaría a tomar medidas ante una agresión, como sí establece el Artículo 5 del Tratado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pero refuerza la cooperación en materia de defensa.

El triunvirato ha pactado ampliar las maniobras militares tripartitas que llevan a cabo cada año, compartir inteligencia para reforzar sus sistemas de ciberdefensa y contra los misiles balísticos y desarrollar un marco de asistencia en el Sudeste Asiático y las islas del Pacífico. Además, los líderes se han comprometido a celebrar reuniones anuales “para siempre” —un acuerdo institucional similar al que EEUU tiene con Canadá y México— y se inaugurará una línea directa trilateral para que puedan comunicarse de forma segura en caso de crisis. “Si parezco contento es porque lo estoy”, ha celebrado Biden en una rueda de prensa posterior al encuentro. “El mundo está en un punto de inflexión y nuestras naciones han decidido estar juntas”.

El acuerdo no incluye un marco conjunto sobre el potencial uso de armas nucleares. En abril, Biden y Yoon estrecharon lazos estratégicos y pactaron una mayor coordinación ante una posible respuesta militar a las amenazas de Corea del Norte. Sin embargo, Japón —el único país del mundo víctima de este armamento— se ha negado a participar.

Más allá de lo militar, la batería de iniciativas signadas hoy también acelerará la cooperación trilateral en otros ámbitos estratégicos como la tecnología, la ciencia o la educación. Así, crearán un sistema para detectar posibles problemas en la cadena de suministro centrada en los materiales necesarios para construir semiconductores, un componente vital para la informática de consumo, pero también para la automoción o la tecnología militar. Corea del Sur, Japón y EEUU son los principales fabricantes de chips avanzados del mundo por detrás de Taiwán. En los últimos meses, tanto EEUU como Japón han impulsado medidas de bloqueo para que China no pueda acceder a este elemento estratégico clave para su economía.

Giro entre Tokio y Seúl

Aunque Washington es un viejo aliado de Tokio Seúl por separado, las relaciones entre los dos países asiáticos han sido históricamente problemáticas, una tensión que nace de la brutal ocupación y represión a la que el imperio japonés sometió al pueblo coreano durante casi 35 años. Esa animosidad ha perjudicado los intentos de EEUU de unir a los vecinos de China y Corea del Norte bajo un mismo objetivo.

Sin embargo, eso ha empezado a cambiar bajo la presidencia de Yoon Suk Yeol. Aunque hasta un 64% de los surcoreanos demanda más cambios en la actitud de Japón para cerrar su reconciliación, según una encuesta de Gallup, el presidente ha optado por tender la mano a su antiguo enemigo. Tras ser elegido el año pasado, el dirigente surcoreano ha logrado que ambos países levanten las restricciones comerciales que habían impuesto. Ese giro ha abierto a la puerta a un acuerdo histórico. Es por eso que la nueva alianza se ha escenificado en Camp David, el retiro presidencial de Maryland, que hasta ahora nunca había abierto sus puertas a líderes extranjeros.

Impacto geopolítico

La nueva alianza trilateral ha indignado a Pekín, que ve en ella la enésima operación de EEUU para frustrar el crecimiento del gigante asiático, la mayor potencia económica de la región. “La próxima cumbre entre los líderes de los tres países, pretende formar una estructura de ‘mini OTAN’ que será destructiva para la seguridad regional, haciendo la situación más compleja con más conflictos”, ha escrito ‘The Global Times’, controlado por el Partido Comunista de China.

El principal eje estratégico de la política exterior de Biden ha sido tejer alianzas con países del Indo-Pacífico para tratar de debilitar a su rival común. Aun así, la administración estadounidense niega que esté tratando de construir un alianza militar similar a la OTAN.

Los expertos coinciden en señalar que este hito diplomático responde, en parte, a la desestabilización geopolítica global desencadenada por la guerra en Ucrania, que ha relanzado el interés por la seguridad. Las naciones asiáticas aliadas con EEUU como Japón y Corea del Sur temen que China pueda en un futuro actuar como Rusia e invadir militarmente a un vecino, con Taiwán en el punto de mira. El año pasado, Pekín y Moscú realizaron maniobras militares conjuntas en el Mar de Japón poco después que la nueva alianza ensayase con misiles. Aunque la expansión china se centra principalmente en su poder comercial, ese temor a un conflicto está detrás del acuerdo sellado hoy junto a Washington.

“El objetivo final a largo plazo debería ser conectar directamente los sistemas de defensa antimisiles de Japón y Corea del Sur en lugar de utilizar a EEUU como intermediario”, apuntan Max Boot, analista del Council on Foreign Relations, y Sue Mi Kerry, exanalista de la CIA, a ‘The Washington Post’.



© 2023 - HCH Televisión Digital - Noticias de Honduras y el Mundo. Anillo Periférico, Complejo Empresarial Tegucigalpa, Honduras, C.A. Tel: (504) 2235-3245 / 2235-3246 / 2235-4875 / 2235-4876 LLÁMENOS GRATIS DESDE EE.UU: 3052801682 y 3052801735

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

NUESTROS USUARIOS EN EL MUNDO

TOP 5