- Publicidad -
jueves, 18 julio 2024
20.8 C
Tegucigalpa
InicioNOTA DESTACADAEduardo Maldonado, el hombre que cambió la forma de hacer periodismo en...

Eduardo Maldonado, el hombre que cambió la forma de hacer periodismo en Honduras

Eduardo Napoleón Maldonado. Nació en el pintoresco municipio de Lamaní, Comayagua, el 6 de diciembre de 1960. Es el hijo mayor de la profesora María Aracelia Maldonado Macías y de quien en vida fuera, Eduardo Napoleón Gil.

Creció alejado de las comodidades, en un ambiente familiar, entre vecinos solidarios y con la enseñanza y el aprendizaje como primera tarea del día, al ser hijo y sobrino de maestras.

Académicamente sobresaliente desde que inició su etapa estudiantil en la escuela Jesús María Rodríguez de Lamaní, donde curso del primer al quinto grado, teniendo a su amada tía, Dominga Maldonado, ya fallecida, como maestra.

Precisamente, por exigencias de su tía, quien quería demostrar que la inteligencia de su sobrino no necesitaba de ayudas, Eduardo Maldonado fue enviado a la ciudad de Comayagua a cursar el sexto grado a la escuela Guía Técnica no. 7 Guadalupe Ulloa, donde fue el mejor alumno de la promoción.

Eduardo Napoleón Maldonado y su madre, la profesora María Aracelia Maldonado Macías.

Cursó el ciclo común en el Instituto León Alvarado de la excapital de Honduras, donde también destacó, especialmente por su pasión y destreza por las matemáticas.

Luego de esos tres años de plan básico, impulsado por estudiar una carrera que le permitiera ayudar a su madre, quien luchaba sola por mantener a tres hijos, Eduardo Maldonado ingresó a la Escuela Normal Centroamérica El Edén de Comayagua, donde estudió la carrera de Magisterio.

A los 17 años se graduó de maestro de Educación Primaria, profesión que ejerció por un año en la aldea La Brea de Comayagua. No obstante, su madre y tía, querían verlo convertido en un militar, por lo que pidieron ayuda a un coronel amigo de la familia para que ingresase a la Escuela Militar Francisco Morazán.

Su mediana estatura y cuerpo delgado fueron el obstáculo para que Eduardo Maldonado no ingresara a la institución militar, pero si lo hizo en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, donde se matriculó en la carrera de Ingeniería Civil, por lo que se trasladó a vivir a Tegucigalpa.

Eduardo Maldonado se gradúo de Maestro de Educación Primaria en la escuela norma del varones Centroamérica de Comayagua.

El periodismo, una de sus más grandes pasiones

Fue durante su estancia en la capital, que se encontró a un amigo de la familia, el periodista Gustavo Rubí (Q.D.D.G.), reconocido comunicador que laboraba para radio América y otros medios de comunicación, quien le presentó al también periodista René Zepeda y ambos descubrieron e impulsaron las habilidades periodísticas de Eduardo Maldonado.

Siendo todavía estudiante de Ingeniería Civil, Eduardo Maldonado, apoyado por el periodista Gustavo Rubí, dio cobertura para radio América, a las elecciones generales del año 1981 en la ciudad de La Paz, proceso que ganó el doctor Roberto Suazo Córdova y que significó el retorno de Honduras al sistema democrático.

Aquella experiencia marcó y cambió el rumbo de la vida de Eduardo Maldonado, casi de inmediato se cambió a la carrera de Periodismo, descubriendo en ello una de sus más grandes pasiones.

Eduardo Maldonado destacó en su época de universitario en la Escuela de Periodismo de la UNAH.

Inquieto, intrépido, crítico, controversial y solidario, Eduardo Maldonado fue un líder en la Escuela de Periodismo, y en muchas ocasiones a solicitud de sus maestros, era él quien impartía clases a sus compañeros.

No obstante, su preocupación de universitario era no ser una carga económica para su madre, que también era el sostén de sus hermanos menores, Carlos y Julio Maldonado.

Acudió a su mentor Gustavo Rubí, quien le consiguió su primer empleo formal como oficial de información en la Oficina de Información y Prensa del gobierno de Roberto Suazo Córdova en el año de 1982, siendo sus funciones principales, la redacción de boletines oficiales de prensa.

Consciente de que el periodismo es una profesión sin horarios, Eduardo Maldonado rápidamente destacó por su eficiente trabajo en la cobertura y redacción periodística.

El joven comunicador era quien acompañaba en sus giras y comparecencias de prensa al entonces presidente Suazo Córdova, pero mientras su carrera subía como la espuma como oficial de prensa, Eduardo Maldonado ya buscaba el camino hacia nuevas oportunidades.

El primer trabajo como periodista fue como oficial de información en la Oficina de Prensa en el gobierno del presidente Roberto Suazo Córdova.

Fue en una reunión en Casa de Gobierno donde conoció al periodista Francisco Morales Cálix, el entonces director de diario El Heraldo quien, por los boletines oficiales de prensa, ya reconocía el talento del joven redactor Eduardo Maldonado.

Don Francisco Morales Cálix lo invitó a realizar una prueba en diario El Heraldo, oportunidad que aprovechó durante su periodo de vacaciones en Casa de Gobierno.

Don Paco Morales y el entonces jefe de redacción, Julio César Marín, le pidieron hacer reportaje de su propia inspiración, por lo que Eduardo Maldonado dirigió sus pasos hasta la Penitenciaría Central, ubicada en ese entonces en el centro de la capital, donde se internó por tres días para contar en primera persona, como era la vida de los reclusos, sus historias y carencias.

“El Hoyo Negro de la capital”, llevó por titular el reportaje que se publicó a dos entregas y que se convirtió en un boom periodístico generando una venta histórica de periódicos en Honduras.

Eduardo Maldonado laboró por más de 10 años en diario El Heraldo, donde dejó un legado como uno de los mejores redactores que ha tenido el medio de comunicación.

Eduardo Maldonado renunció a su puesto de oficial de prensa en el Gobierno e inició a escribir historias, a indagar, investigar y cuestionar a través del periodismo, dando cobertura a diversas fuentes, especialmente Política, Gobierno y Congreso Nacional. Además, fue fundador de la columna de crítica “Apuntes”.

Tras 10 años en diario El Heraldo, su estilo de hacer periodismo incomodaba a algunos sectores, por lo que coyunturas políticas obligaron su salida del diario capitalino y se venía su ingreso a los medios radiales.

El periodista David Romero Ellner (Q.E.P.D.), lo invitó a su programa “Interpretando la Noticia” que se transmitía en radio América, es sustitución del comunicador Javier Gabino Villalobos, quien en ese momento dejaba el programa para incorporarse al cuerpo diplomático en el gobierno de Carlos Roberto Reina.

Su ingreso a los medios radiales fue a Radio América invitado por David Romero, ambos formaron la dupla que convirtió al programa «Interpretando la Noticia» en el más escuchado de Honduras.

Tras una reunión con el doctor Miguel Andonie Fernández se concretó su llegada a radio América, medio del que Eduardo Maldonado se convirtió en reportero estelar, además de asistir y cubrir funciones del entonces director y titular del noticiero “El Minuto”, el ingeniero Luis Edgardo Vallejo.

La voz de Eduardo Maldonado y su pensamiento beligerante comenzó a ser escuchada a través de las ondas radiales en cada rincón de Honduras.

“Interpretando la Noticia”, conducido por David Romero y Eduardo Maldonado se convirtió en el programa radial de mayor audiencia en Honduras, predominado por un periodismo valiente, crítico y sin ataduras.

Así nace el gigante de las tres letras: Hable como Habla

Su paso a la televisión se dio por invitación del periodista Javier Gabino Villalobos, quien a su retorno a Honduras fundó el programa “Ajedrez Informativo” que se transmitió de lunes a viernes, de siete a nueve de la mañana por Canal 11.

Luego de unos meses al aire, ejecutivos de Canal 11 le propone crear su propio espacio televisivo y Eduardo Maldonado aceptó el reto, por lo que decide cerrar el ciclo en radio América para buscar un nuevo medio para su programa radial y lanzar su espacio en la televisión, ya de manera independiente.

El acuerdo con Canal 11 y horario ya estaban establecidos, no así el nombre del programa. Las ideas iban y fluían en la mente de Eduardo Maldonado, “Dígalo Como Quiera”, “Hable Como Quiera”, era parte del concepto pero que no terminaba de encajar.

El nombre llegó un día en que Eduardo Maldonado regresaba de visitar a la familia de su esposa, Melissa Martínez de El Porvenir, Francisco Morazán. Justo transitaba a inmediaciones de la aldea Monte Redondo, antes de ingresar a la capital, las ideas se afianzaron en una sola: “Hable Como Habla”, bajo el eslogan: “Donde su voz si se escucha”.

Fue así como un 15 de enero del 2001, hace 22 años, Eduardo Maldonado funda Hable como Habla, espacio televisivo que se convertiría en el fenómeno de las tres letras en Honduras y rompería esquemas en el periodismo nacional.

El programa Hable como Habla, fundado por Eduardo Maldonado se transmitió por primera vez en Canal 11 en horario de 7:00 a 10:00 de la mañana.

Fiel a su estilo, Eduardo Maldonado le dio voz al hondureño de a pie, dando a conocer sus reclamos y denuncias en vivo, implementó la lectura bíblica, pero sobre todo convirtió a Hable como Habla en un canal de ayuda para los más necesitados, lo que generó impacto y una masiva aceptación en la población.

Paralelo a Hable como Habla, Eduardo Maldonado buscaba un medio radial para el programa “Interpretando la Noticia”, encontrándose con muchas puertas cerradas, pero como rendirse no era una opción, la oportunidad la encontró en radio Globo, una emisora que hasta ese entonces era musical con cobertura únicamente en Tegucigalpa y El Paraíso.

Don Alejandro Villatoro, propietario de radio Globo apostó junto a Eduardo Maldonado y ambos la convirtieron en una emisora de cobertura nacional.

El crecimiento de radio Globo generado por el programa, “Interpretando la Noticia”, llevó al medio a crear su propio canal de televisión, es así como nace Globo TV, que también transmitía el programa radial.

Don Alejandro Villatoro, propietario de radio Globo apostó junto a Eduardo Maldonado y ambos la convirtieron a una radio musical en una emisora noticiosa de cobertura nacional.

Mientras tanto, “Hable como Habla” se consolidaba como el programa más exitoso en la franja matutina de Canal 11 e “Interpretando la Noticia” arrasaba en los programas vespertinos en Globo radio y televisión. Eduardo Maldonado le dio voz al pueblo, abrió el debate y la comunicación en doble vía, despertando así a un gigante dormido.  

Por recomendación del fallecido periodista Adolfo Hernández, Eduardo Maldonado llega a Maya TV, donde se retransmitió “Interpretando la Noticia”, y más tarde se convertiría en la segunda casa de “Hable como Habla”, tras concluir el contrato con Canal 11.

El éxito se había convertido en sello de cada paso de Eduardo Maldonado, sin embargo, faltaba el salto a conformar su propio canal de televisión. “Algún día”, fue la frase que ahora resonaba en su mente, sin embargo, dejó que los tiempos de Dios indicaran el momento adecuado.

Comenzó a solicitar la frecuencia televisiva y por años obtuvo un no por respuesta, sin embargo, con la fe que ese sueño sería una realidad, poco a poco, comenzó a comprar equipo para lo que sería su canal de televisión.  

Ese anhelo se concretó en el año 2010, a inicios del gobierno de Porfirio Lobo Sosa, cuando la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), abrió el espectro de la televisión y la radio, rompiendo el monopolio en los medios, lo que le permitió fundar su propio canal satelital.

El eterno jefe de prensa, Pablo Matamoros (Q.D.D.G.), fue testigo y parte del nacimiento de Hable como Habla, desde que era un programa hasta que se convirtió en un canal de televisión.

El sueño de tener su propio canal de televisión se hace realidad

El 26 de agosto de 2010, hace 13 años, nace HCH Televisión y HCH Radio, un proyecto que Eduardo Maldonado dedicó a Dios y al servicio del pueblo hondureño, con instalaciones en una vivienda en la colonia Lomas del Mayab de Tegucigalpa y con cobertura a nivel nacional e internacional.

Liderado por Eduardo Maldonado, HCH, el “canal del balance”, rompió esquemas y marcó la pauta del periodismo utilitario y de servicio en Honduras, su inmediatez noticiosa con el ÚLTIMO MOMENTO y transmisión en vivo 24/7 lo convirtió en el referente y medio nacional con mayor audiencia por su liderazgo informativo, sencillamente, dueño del rating en el país.

HCH seguía creciendo a pasos agigantados, y el espacio físico desde donde operaba se quedaba cada vez más pequeño. Sin embargo, una visita del banquero ya fallecido, Gilberto Goldstein, abriría una nueva etapa en HCH.

El empresario gestionó y aprobó el financiamiento para la construcción de las modernas instalaciones y estudios que pusieron a HCH a la vanguardia de medios internacionales y que ha sido la sede del canal del pueblo desde el año 2018.

Eduardo Maldonado hizo de HCH el medio líder en todas sus plataformas, tanto en TV, radio y redes sociales, rompió esquemas y obligó a los medios de comunicación tradicionales a reinventarse.

La clave del éxito; para Eduardo Maldonado está en primer lugar, poner los proyectos en manos de Dios, junto al trabajo constante, la pasión, disciplina, compromiso y la reinvención, reglas de vida que imprime en su equipo de trabajo.

A sus 62 años, Eduardo Maldonado tiene casi tres décadas levantándose a las 3:30 de la madrugada para trabajar y liderar el equipo humano que tiene la misión de informar a Honduras y sobre todo dar respuesta inmediata a las personas más necesitadas, ya que la filantropía es parte de su vida.

Eduardo Maldonado ha sido el mentor de generaciones de periodistas y presentadores de televisión que debutaron en HCH y cuya proyección los ha convertido en las figuras públicas más reconocidas a nivel nacional e internacional.

Llegar hasta los lugares más recónditos de Honduras es uno de los mayores orgullos de Eduardo Maldonado, ese pueblo pueblo que se siente representado a través de la pantalla de HCH y que lo posiciona día a día como el medio hondureño de mayor audiencia, tanto en el país como en el extranjero, por su periodismo tenaz y beligerante.

Dios y su familia, sus grandes pilares

Eduardo Maldonado, hizo de HCH el medio líder en todas sus plataformas, tanto en TV, radio y redes sociales, rompió esquemas y obligó a los medios de comunicación tradicionales a reinventarse. Su sueño nunca se vio cegado por la ambición, fue y sigue siendo paciente, fiel creyente de que los tiempos de Dios son perfectos.

Como profesional del periodismo lo ha logrado todo, constituyó su propio canal de televisión y ha sido condecorado con todos los premios periodísticos a nivel nacional.

Eduardo Maldonado reconoce que el éxito logrado no hubiese sido posible sin la voluntad de Dios, el apoyo de un equipo humano excepcional y sobre todo por el amor y acompañamiento de su madre, María Aracelia Maldonado, su esposa Melissa Martínez, sus hijos Aracely, Ivania, Luis José, Sthephany y Eduardito Maldonado, así como a sus nietos: Alessandro, Austin, Eduardo André, Luna y Luis Daniel.



Eduardo Maldonado reconoce que el éxito logrado no hubiese sido posible sin la voluntad de Dios, el apoyo de un equipo humano excepcional y sobre todo por el amor y acompañamiento de su familia.

Fiel a su estilo, Eduardo Maldonado reconoce que, de haber sido militar hubiese sido comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, de haber coronado la carrera de Ingeniería Civil, tendría su propia compañía, y al decidirse por el periodismo no claudicó en el sueño de fundar su canal de televisión.

Ahora el pueblo lo reconoce como el mejor periodista de Honduras y este día recibe la máxima presea al periodismo hondureño: el premio ÁLVARO CONTRERAS que corona su exitosa carrera profesional de 42 años en medios de comunicación.



© 2024 - HCH Televisión Digital - Noticias de Honduras y el Mundo. Anillo Periférico, Complejo Empresarial Tegucigalpa, Honduras, C.A. Tel: (504) 2235-3245 / 2235-3246 / 2235-4875 / 2235-4876 LLÁMENOS GRATIS DESDE EE.UU: 3052801682 y 3052801735

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

NUESTROS USUARIOS EN EL MUNDO

TOP 5

WhatsApp