22.9 C
Tegucigalpa
Inicio DEPORTES Las mujeres mandan en la pista cubierta de #Gallur

Las mujeres mandan en la pista cubierta de #Gallur

Mientras los mejores hombres, los del mediofondo, afilan el sábado sus cuchillos en las semifinales de 800m y 1.500m con vistas a las tres finales que el domingo serán duelos que se podrán ver en Teledeporte (Jesús Gómez-Ignacio Fontes en el milqui, 13.30; Mohamed Katir-Adel Mechaal, en el 3.000, 15.15; Mariano García-Álvaro de Arriba, en el 800, 16.10), cuando abandonaba el pabellón de Gallur, la poca gente que había podido ver in situ la segunda jornada de los nacionales de atletismo en pista cubierta –entrenadores, técnicos, federativos, periodistas— solo hablaba de mujeres, como el viernes las protagonistas del día. 

Hablaban con rabia de la descalificación por salida falsa de Teresa Errandonea en las semifinales de los 60m vallas; con perplejidad del caso de Sophia Isadora Molina, la mexicana de Moratalaz; con fascinación de Daniela García, la perla del mediofondo español, y de sus 19 años; con alivio del regreso de la reina, Ana Peleteiro.

El umbral de las salidas nulas –responder al disparo en menos 0,100 segundos—lo fijaron hace más de 50 años los fabricantes de un cronómetro con vistas a los Juegos de Múnich. Es una medida arbitraria y, según numerosos estudios, erróneas: hay atletas que reaccionan más rápido.

A Errandonea, la mejor vallista española, le midieron 0,94s y aunque las mejores repeticiones a cámara lenta demostraran que la guipuzcoana no se había adelantado a ninguna de sus rivales, los comisarios solo atendieron lo que les decía el ordenador y la descalificaron, sumiéndola en lágrimas y en la duda. “Es una inseguridad total”, dice su entrenador, Ramón Cid. “El miércoles, en el mitin de Madrid, ¿qué le digo, que tarde más en salir?”PUBLICIDAD

Sophia Molina ganó el salto de altura, pero no subió al podio. Aunque vive desde los dos años en Madrid y lleva toda la vida en el AA Moratalaz, Molina, nacida en México de madre española, aún no ha conseguido la nacionalidad española que lleva desde niña solicitando. Compitió fuera de concurso, y ganó.

Entró Daniela García, de Calvià, Mallorca, en la pista para disputar la primera semifinal de los 800m y en cuanto comenzó a correr fue como si el tiempo se hubiera detenido en Gallur, sometido a algún encantamiento. Y la gente, fascinada, no se cortaba en sus comentarios elogiosos.

Es Natalia Rodríguez, su fluidez, su tobillo, su elegancia, decía uno. Más aún, decía otro, es Sebastian Coe en persona, va a borrar a todas las que la antecedieron, la joya de la corona. Y la mallorquina, que se entrena en Madrid con Antonio Serrano y estudia en la universidad, dio cuatro vueltas en un suspiro. Es favorita para la final de hoy (16.09) y esperanza para los Europeos de Torun.

Cuando en su primer intento, Ana Peleteiro, llegó a los 14,21m para ganar la final de triple (y no tocaba esa distancia desde hace año y medio por gentileza de la pandemia y las lesiones), y la manera en que lo hizo, daba la impresión de que la magia de Daniela García se había quedado en la pista, rápida, fluida, todo un continuo de velocidad y batida.

No necesitaba más para probar que estaba de vuelta y que habrá que contar con su ambición y su competitividad en Torun, donde defenderá el título europeo conseguido hace dos años en Glasgow. “Soy una artista”, resumió la atleta gallega.CORTESÍAELPAÍS.COM

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

Top 5 de HCH

- Publicidad -
- Publicidad -