20 C
Tegucigalpa
Inicio Celebridades La "mano negra" que destruyó la carrera del actor protagonista de 'La...

La «mano negra» que destruyó la carrera del actor protagonista de ‘La pasión de Cristo’

- Publicidad -

Los amantes del cine bíblico están de enhorabuena, pues parece que Mel Gibson ya va por el tercer borrador de guion de su prometida secuela de La pasión de Cristo

Así lo ha revelado Jim Caviezel, el actor que encarnó a Jesús en la película de 2002, en el programa Breitbart News Daily de SiriusXM –al que acudió no solo para promocionar su película Infidel sino también para denunciar cómo una “mano negra” arruinó su carrera interpretativa tras el éxito masivo de La pasión.

Jim Caviezel, el actor católico que dio vida a Jesús de Nazaret, asegura que el éxito de la película de Mel Gibson acabó con su carrera interpretativa. (Imagen: Icon Productions / Newmarket Films)
Jim Caviezel, el actor católico que dio vida a Jesús de Nazaret, asegura que el éxito de la película de Mel Gibson acabó con su carrera interpretativa. (Imagen: Icon Productions / Newmarket Films)

Cuando el presentador Alex Marlow le pedía confirmación de que la secuela de La pasión de Cristo está en marcha, el actor de 51 años respondía: “Mel Gibson me acaba de mandar el tercer borrador. Está llegando. Se llamará La pasión de Cristo: Resurrección. Y va a ser la mayor película de la historia del cine”.

Recordemos que La pasión de Cristo fue un taquillazo internacional, recaudando más de 522 millones de euros (611 millones de dólares) en todo el mundo, con un coste de producción de apenas 25 millones de euros (30 millones de dólares).

Pero lo más llamativo de la entrevista llegó cuando Marlow preguntó a Caviezel, católico practicante y devoto, por el rumoreado “veto” profesional que habría sufrido tras interpretar a Jesús de Nazaret en la película, colocándole en una suerte de “lista negra”.

Obviamente eres un hombre que no oculta su fe. ¿Cómo ha afectado eso a tu carrera, en particular después de La pasión de Cristo?”.

Hay que señalar que aunque Caviezel debutó con un pequeño papel en Mi Idaho privado, no fue hasta que Terrence Malick le asignó un personaje en La delgada línea roja que comenzó a ser visto como toda una joven promesa de Hollywood. 

Algo que pareció confirmarse con sus memorables trabajos en cintas como Frequency o La venganza del conde de Montecristo, pero sobre todo con su fichaje para interpretar nada menos que al Hijo de Dios en la cinta de Gibson… 

No tenía elección. Tenía que defenderlo”, recuerda Caviezel sobre aquel papel crucial. “Tuve que luchar para sobrevivir. La película explotó, reventó las listas”.

Uno podría pensar: “Oh, te van a dar mucho trabajo”. Pero no me lo dieron. Desaparecí de la lista de los estudios”.

Y es que el actor asegura haber aceptado el papel de Jesús a sabiendas de que probablemente le costaría la carrera estelar que hasta ese momento se había ido labrando.

Todo eso se evaporó. Porque lo que hago como actor, mi habilidad, me fue dado por Dios. No me lo di a mí mismo, aunque es algo en lo que tengo un gran registro”.

Y sentí que la fe era mucho más grande que la industria y que Hollywood, más grande que el partido Republicano o el Demócrata, que todo eso”.

Lo cierto es que ya el pasado mes de marzo, Caviezel declaró a Fox News que sentía crecer en Hollywood un clima de hostilidad hacia las películas bíblicas.

Es algo fundamental hoy en día. Estas películas no se pueden hacer ahora. Las películas que hacen son las de los cómics de Marvel. Veréis a Superman, pero no a Jesús”.

Yo tuve la oportunidad de interpretar al mayor superhéroe que jamás ha habido”.

Con todo, no es la primera vez que Caviezel describe cómo el papel de Jesús fue una bendición que acabó con su carrera de Hollywood. Según explicó a una congregación de la Primera Iglesia Bautista de Orlando, fue el propio Gibson el primero en advertirle del riesgo que asumía:

Él me dijo: “No volverás a trabajar jamás en esta ciudad”. Y yo le respondí: “Todos tenemos que cargar con nuestras cruces”.

Hoy Jesús sigue siendo tan controvertido como siempre. Las cosas no han cambiado mucho en 2000 años. Tenemos que renunciar a nuestros nombres, nuestras reputaciones, nuestras vidas, para decir la verdad”.

Curiosamente, ante aquella misma audiencia Caviezel describió a Gibson como un “terrible pecador”, en referencia a las acusaciones de antisemitismo vertidas sobre el australiano, así como a la filtración de una grabación en la que se le oye insultar gravemente a la madre de su hijo.

Mel Gibson no necesita vuestro juicio, necesita vuestras oraciones”, declaró Caviezel entonces. En cualquier caso, parece que la llamada al perdón del pecado es fuerte en el actor, viendo cómo aceptó la segunda llamada de Gibson para dar vida a Jesús…https://s.yimg.com/aaq/yc/html/embed-iframe-min.2d7457d4.html

Pero cabe contemplar la posibilidad de que el propio Caviezel haya contribuido a su “desinfle” como estrella tras el éxito de La pasión de Cristo. Para empezar, tras rodar la película decidió centrarse en los estudios, inscribiéndose en cursos de español en la Universidad de Notre Dame.

Además, ya desde 2001 dejó claro que había cierto tipo de escenas que no estaba dispuesto a rodar –concretamente, las de tono erótico. Fue concretamente en el rodaje del drama romántico Mirada de ángel, en el que compartía protagonismo nada menos que con Jennifer Lopez.

Me cuesta desnudarme ante la cámara”, explicó a la revista People. “No creo en ello. Creo que no está bien. Mi fe enseña que la abstinencia es importante. Nunca veréis mi culo en pantalla, a menos que sea en una película del Holocausto”.

Sobre cierta escena romántica con Lopez, Caviezel recordaba lo siguiente:

Les dije: “Mirad, ponedle una camiseta a ella. Y yo me quedaré con los calzoncillos puestos. Traed la cámara y lo rodáis como podáis”. Todo ello es por devoción, amor y respeto hacia mi mujer”.

También la actriz Dagmara Dominczyk tuvo que rodar una escena de amor con Caviezel en la mencionada La venganza del conde de Montecristo, y a día de hoy lo sigue recordando con asombro:

Jim me dijo: “Sabes que estoy casado y que soy muy fiel”. Y yo le dije: “Jim, es una película de Disney. ¡No voy a agarrarte la entrepierna!”https://s.yimg.com/aaq/yc/html/embed-iframe-min.2d7457d4.html

Caviezel también podría haber contribuido a su propia impopularidad al comparar a Michael J. Fox con Judas, el traidor que vendió a Jesús. Lo hizo en un controvertido anuncio contra la investigación con células madre, hecho en respuesta al emotivo apoyo que Fox, enfermo de Parkinson, mostró a la candidata Claire McCaskill, favorable a dicho tipo de investigación.

Con un beso traicionas al Hijo del Hombre”, decía en arameo Caviezel al comienzo de su contra-anuncio. 

Y pese a sus afirmaciones que ponen la fe por encima de la religión, lo cierto es que el actor ha apoyado públicamente a políticos republicanos como el exsenador de Pennsylvania Rick Santorum.

Otros señalan directamente a los malos índices de audiencia con los que terminó la serie de ciencia ficción Person of Interest, seguramente el proyecto más destacado de Caviezel tras La pasión. Además de ciertas críticas a la falta de carisma con la que el actor interpretaba al agente de la CIA John Reese, su temporada final concluyó en 2016 con el número de espectadores más bajo de todo su recorrido.

Por último, Caviezel hoy vive volcado en proyectos de proselitismo religioso (como poner voz a un documental sobre el papa Juan Pablo II o protagonizar Pablo, el apóstol de Cristo) y en sacar adelante, junto a su esposa, a tres niños discapacitados, adoptados de China. 

Todos fueron abandonados e indeseados”, dijo Caviezel en una entrevista con wPolityce. “Dos de ellos tenían cáncer cerebral. El tercero tenía un sacroma. Mi mujer dijo que no importaba si eran deseados o no. Son personas, como nosotros”.

Aunque no hay nada confirmado, se espera que La pasión de Cristo: Resurrección llegue a los cines en 2022. Como su propio título indica, contará el regreso de Jesús –nuevamente interpretado por Caviezel– tras su crucifixión y muerte.

Sobre la coincidencia de compartir las iniciales J.C. con el personaje más importante de su carrera interpretativa, Caviezel demuestra ser un creyente de verdadera fe: “No existen las coincidencias. Solo los ateos creen en la coincidencia. Para Dios no hay coincidencias”.

Pero antes de todo ello, volveremos a ver a Caviezel como protagonista en Sound of Freedom, una coproducción entre EEUU, México y Colombia sobre la organización Operation Underground Railroad (O.U.R.)y su misión de rescatar a niños del tráfico sexual y la eslavitud. Una película que, según declaró Caviezel a Deseret News sería la segunda más importante de su carrera después de La pasión. Suponemos, por supuesto, que tras el estreno de Resurrección, pasaría a ser la tercera…

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

Top 5 de HCH

- Publicidad -

Mujer le pegó un chicle en el cabello a pasajera que viajaba en un avión VÍDEO

En Estados Unidos surgió un video en el que dos pasajeras de un avión protagonizaron uno de los momentos más incómodos de la vida.
- Publicidad -