Venden por 3.000 dólares las “zapatillas de Jesús” con agua bendita en su interior

Como si sirvieran para caminar sobre el agua, un comprador adquirió a través de Internet las ya célebres “zapatillas de Jesús”. Por esta versión modificada de unas tradicionales Nike Air Max 97s el hombre llegó a pagar nada menos que 3.000 dólares.

Sin embargo, no fue la marca Nike la responsable de esta transformación, y mucho menos de la venta. Fueron los miembros del equipo de MSCHF, una oficina de diseño con sede en Brooklyn, Nueva York, quienes tomaron un par de zapatillas deportivas ordinarias de esta marca y lo transformaron con motivos católicos.

Poco tiempo después estos zapatos únicos y singulares se agotaron apenas se hizo pública la oferta en la página web de la empresa.

Según un reporte del diario británico The Independent, los “Jesus Shoes” no solo exhiben un crucifijo en la parte baja de sus cordones, sino que poseen en su interior una dosis de agua del río Jordán debidamente bendecida por un sacerdote.

Pero ahí no queda la cosa. Los zapatos de marras también llevan en un costado un versículo de la Biblia, exactamente de Mateo 14:25, que hace referencia al momento en que Jesucristo caminó sobre el agua, mientras que en la lengüeta aparece una gota de tinta roja que simboliza la sangre de Cristo.

De acuerdo con Daniel Greenberg, responsable comercial de MSCHF, se inspiró en la “cultura de colaboración”.

“Pensamos en la colaboración entre Adidas y Arizona Iced Tea, gracias a la cual se vendían zapatos que [anunciaban] a una compañía de bebidas que vende té helado en bodegas”, le dijo Greenberg al New York Post. “Así que queríamos hacer una declaración sobre cuán absurda se ha vuelto la cultura de colaboración, dijo.

De ahí vino la idea de trolear una colaboración en 2019, nada menos que con “una de las figuras más influyentes de la historia”.

“Nos preguntamos cómo sería una colaboración con la figura de Jesús”, admitió.

“Como judío, lo único que sabía era que caminaba sobre el agua”, prosiguió, por eso la idea de incluirle agua bendita dentro de las suelas.

La noticia de esta venta corrió como la pólvora. No fueron pocos los usuarios que mostraron su incomodidad con esa idea.

Uno de los críticos de esta ocurrencia escribió que semejante calzado era “degradante e irrespetuoso”.

MSCHF aprovechó su minuto de gloria en la red de redes para anunciar que otras creaciones suyas se lanzarán siempre online el segundo y el cuarto martes de cada mes.

Comentarios de Facebook