“La intención siempre ha sido fortalecer la Educación y Salud Pública y que ambas sean gratuitas”: Juan Orlando Hernández

 El presidente Juan Orlando Hernández reiteró hoy que los servicios de salud y educación en Honduras son y seguirán siendo gratuitos, que nunca se ha pensado en despidos masivos en ninguno de esos sectores y que, por tanto, no hay justificación válida para las huelgas de maestros y médicos, a no ser una pretensión político partidista.

Lo anterior fue expresado por el gobernante en una conferencia de prensa en Casa Presidencial, a su retorno de una gira de trabajo efectuada por España y Suiza.

El mandatario dijo que “la intención siempre ha sido fortalecer y mejorar la educación y la salud pública y que sea gratuita para el pueblo hondureño”.

Sin embargo, dijo que “no se puede desconocer que en ambos sectores hay enormes problemas, y desconocerlos sería un grave error”.

Comentó el titular de Casa de Gobierno que “no trabajar en la construcción de mejores sistemas de educación y salud sería un gran problema y un gran pecado para cualquier hondureño”.

Refirió además que mira “con gran optimismo la oportunidad de construir un gran pacto por una educación de calidad y un sistema de salud de primera en el país y en favor de los hondureños”.

“Tenemos que rebasar los años de atraso que llevamos y cosas que se han venido acumulando por décadas en el país y que deben cambiar ahora”, manifestó.

También dijo que “en la ruta de querer construir un mejor esquema de salud y educación pueden haber opiniones diferentes o encontradas, diferencias de criterios, pero en el deseo de querer construir mejores esquemas y gratuitos no se puede entender que un hondureño se niegue a eso”.

Influencia de políticos de oposición

Hernández remarcó que en los eventos que hubo antes del 1 de mayo y marchas que se volvieron violentas y afectaron a otras personas, que fueron acciones violentas en contra de terceros, no se puede creer que son parte del movimiento actual y que se han venido dando en los últimos días.

“Nueve de cada 10 hondureños que trabajan en los servicios de salud y educación han venido dando sus servicios; no se han dejado engañar porque comprenden su obligación moral y legal”, agregó.

Consideró que “algunos dirigentes se han dejado llevar por el discurso radical y confrontativo, por una agenda en la que se ha dedicado a atacar el sistema económico del país y que ahora lo hacen con los sectores de educación y salud, regresando a viejas prácticas para cerrar escuelas y centros de salud y hospitalarios, porque creen que por ese medio pueden ganar políticamente”.

“Ese es un atentado contra un derecho elemental que es el derecho a la educación y a la salud”, dijo Hernández.

Se preguntó que “¿cómo se puede explicar que un enfermo acude por días para recibir consulta o realizarse una cirugía y al llegar le dicen que no le realizarán la cita o la cirugía? Eso no puede ser”, sostuvo.

“Todos tenemos derecho a la protesta, pero la protesta no puede causar dolor o daño a un ser humano y eso no se vale”, apuntó.

Reafirmó que “la instrucción para los ministros de Salud y Educación (Alba Flores y Arnaldo Bueso) es que el diálogo debe ser sincero, amplio y transparente; nada puede ser a puerta cerrada, porque el derecho a la salud y a la educación atañe a todos los hondureños”.

“Se debe discutir de manera amplia y sincera  y, por lo tanto, el Estado sigue abierto al diálogo y a trabajar para que estos sistemas le lleguen al pueblo hondureño como debe ser”, concluyó el presidente Hernández.

Comentarios de Facebook