Padre resucitó a su hija de cuatro años de edad que se había tragado una moneda

El político escocés Alex Cole-Hamilton vio como la nena no podía respirar y comenzó a reanimarla gracias a un curso de primeros auxilios que hizo años atrás.

El político escocés Alex Cole-Hamilton vio cómo se hizo realidad una de las peores pesadillas de cualquier padre: que su hija esté al borde de la muerte. La pequeña se tragó una moneda y dejó de respirar. Él logró reanimarla gracias a un curso de primeros auxilios que hizo años atrás y consiguió salvarle la vida.

Cole-Hamilton explicó que dejó a su hija Darcy viendo Youtube mientras se preparaba para asistir a un evento, donde lo esperaba su esposa, cuando escuchó un ruido ahogado de la nena antes de que ella lo mirara y le dijera: “Me tragué un centavo“.

Tras esas palabras, Darcy dejó de respirar y se puso azul. El político pasó rápidamente a la acción y empezó a reanimarla usando habilidades que recordaba de un curso de primeros auxilios que hizo más de dos décadas atrás.

espalda. Aunque la moneda no salió, fue suficiente para desalojar el objeto de la vía aérea y permitir que Darcy respirara nuevamente. Luego, llamó a una ambulancia y la pequeña fue llevada a un hospital donde le extrajeron el centavo con anestesia.

El político reveló que su reacción sorprendió a muchas personas de su entorno que reconocieron que no hubieran podido hacer lo mismo porque no sabían cómo actuar ante un accidente de estas características, por lo que Cole-Hamilton se puso como objetivo difundir este tipo de conocimiento que, como demostró su caso, salva vidas.

“Tantos amigos preocupados que llamaron o nos visitaron hoy han dicho que nunca habían recibido un entrenamiento como ese. Así que voy a comenzar a trabajar con organizaciones benéficas y grupos de primeros auxilios para crear conciencia de lo fácil que es aprender primeros auxilios básicos”, aseguró, y añadió que los chicos también deberían recibir esta enseñanza en la escuela para poder prevenir incidentes similares.

Según explicó a ConBienestar Diego Pereyra, médico especialista en Terapia Intensiva y Tecnólogo, coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos del Sanatorio Güemes y Director Médico de MEDIVAC (M.N. 122603), el tratamiento de una asfixia es toser, porque si una persona puede hacerlo significa que respira. El problema está cuando debido a la obstrucción de la vía aérea no se puede llevar a cabo esta acción.

En el caso de los bebés, la conocida Maniobra de Heimlich es distinta que en los adultos, dado que, como hizo el político escocés, se deben realizar golpes entre los omóplatos.

Pereyra precisó que se producen alrededor de 3 mil muertos por años por asfixia por cuerpo extraño. Por lo general se observa más en pediatría, es decir, en menores de de 14 años, más específicamente entre 1 a 3 años de vida.

Comentarios de Facebook