Adolescente mató a dos mujeres y un bebé pero no irá prisión.

Una joven de 19 años que atropelló y mató a dos mujeres y un bebé, no será enviada a prisión.

Zoe Reardon, de Georgia, implicada en la muerte de dos mujeres y un bebé en un accidente de tráfico en Woodstock, no irá a la cárcel.

El percance tuvo lugar el 9 de septiembre de 2017. En él perdieron la vida Kaitlin Hunt, de 28 años; Riley Hunt, de 3 meses; y Kathy Deming, de 61 años, quienes fueron atropellados por Zoe cuando se dirigían a un concierto en el centro de Woodstock.

Zoe, que entonces tenía 17 años, aseguró que las víctimas vestían ropa oscura y no vio cuando cruzaban la calle, además de que el área no contaba con alumbrado público ni había algún cruce peatonal marcado. Tras el incidente enfrentó nueve cargos por delitos menores, entre ellos conducción distraída y homicidio vehicularde segundo grado.

Después de declararse culpable el lunes 11 de marzo, Alan Jordan, juez del tribunal estatal del condado de Cherokee, le otorgó el estatus de ‘primer delincuente’ y la condenó a 36 meses de libertad condicional.

Las autoridades señalaron que al momento del accidente la adolescente no estaba acelerando ni conducía bajo la influencia de las drogas o el alcohol.

La joven, quien el martes 12 de marzo cumplió 19 años y actualmente cursa el primer año en la Southern Methodist University de Texas, también deberá completar 240 horas de servicio comunitario, pagar 4 mil dólares en multas y someterse a una capacitación de conductores seguros. Además su licencia de conducir será suspendida entre 1 y 3 años.

Este veredicto no dejó satisfecha a la familia Deming.

Comentarios de Facebook