Las precauciones que se debe tomar en cuenta con el Paracetamol E Ibuprofeno en niños

El uso indiscriminado de analgésicos tiene preocupados a la comunidad internacional ya que organismos como la ONU a advertido sobre su “excesivo” uso en los países industrializados. En los últimos años la OMS a prendido las alarmas, afirmando que es una necesidad reducir su prescripción a solo casos de real urgencia, invitando a las personas a buscar tratamientos alternativos siempre que sea posible.

La utilización de ibuprofeno y paracetamol de forma combinada para bajar la fiebre en niños es una practica bastante común entre los padres. Debido a que se tiene la equivocada creencia de que es más eficaz y minimiza los efectos secundarios de los analgésicos y antipiréticos en los pequeños, como pensaban hasta hace poco la mayoría de pediatras. Pero las investigaciones medicas no han encontrado aun ninguna prueba científica que avale esa postura.

Los últimos estudios realizados sobre estos tratamientos combinados de paracetamol e ibuprofeno, desarrollados por los departamentos de farmacología de las universidades de Arkamsas y Kentucky, han concluido que los resultados son peores.

No solamente carecen de eficacia, sino que “agravan la fiebre y empeoran la gripe”, incluso en solución para niños.

 

La investigación publicada en la revista de American Academy of Pediatrics también se comparte a través de unaencuesta los preocupantes resultados: Los padres que participaron en la investigación suministraban dosis muy elevadas de estos medicamentos, que son fácil de encontrar ya que no necesitan prescripción medica, y su administración es inmediata a penas el niño presenta unas pocas décimas de fiebre. En casos como este se duplica el riesgo de sufrir afectaciones cardíacas, asma, daños en el hígado y riñones.

La fiebre como anticuerpo

La propia Asociación Española de Pediatría ha alertado sobre los riesgos que implica la medicación excesiva para la salud los niños. Así mismo, el pasado mes de junio se publicó en The Lancet un voluminoso metaestudio, financiado por el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, en cuyas conclusiones se advertía que la medicación excesiva de ibuprofeno eleva al tres por mil el riesgo de sufrir un infarto.

Siempre que se trata de una pequeña elevación de la temperatura corporal normal, la fiebre es un mecanismo de anticuerpo contra las infecciones, por lo tanto tratar de eliminarla con fármacos podría empeorar la condición del menor. los científicos concluyeron que los analgésicos se deben suministrar únicamente para evitar riesgos y mejorar la eficiencia de algún tratamiento, pero no combinarlos como comúnmente se hace.

La fiebre es un mecanismo fisiológico de defensa que puede tener efectos beneficiosos contra las infecciones “Los pediatras deben hacer pedagogía con los padres para que entiendan que la fiebre, cuando no es muy alta, no es mala por sí misma si el niño está sano. No se trata de una enfermedad, sino de un mecanismo fisiológico de defensa que tiene beneficiosos efectos a la hora de combatir las infecciones”, sentencia los autores en las conclusiones del estudio.

Existen muchas opciones en el mercado y están clasificadas en diferentes grupos de edad, como en el caso de Dalsy, lo que hace crecer la posibilidad de equivocarse al auto medicar a sus hijos ya que las dosis máximas varían. La mejor decisión es no hacer nada sin consultar al medico.

Tratamientos alternativos

Como ya sabemos la utilización de fármacos va en aumento en todos los países industrializados, y de las advertencias de los organismos internacionales como la ONU y la OMS, expresando su preocupación de que solo sea prescrito en casos absolutamente necesarios, invitando a buscar nuevas alternativas, especialmente si se tiene antecedentes familiares o el paciente presenta factores de riesgo, como colesterol o presión arterial elevada.

Ocho remedios caseros para la fiebre de los bebés y niños

  • Utilizar compresas frías, es una técnica bastante común que puede ayudar a bajar la temperatura y mantener al cuerpo en una temperatura controlada, puedes utilizar toallas y humedecerlas para aplicarlas en la frente, en la nuca y en las muñecas.
  • Quitar la ropa para que el calor pueda disiparse, entre mas fresco mejor.
  • Bañar al bebé o niño, dejándol
  • o un buen rato en remojo, el baño debe ser gradual evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Intentar que el niño esté tranquilo, los niños no paran incluso con fiebre lo mejor es evitar actividades que generen una elevación de la temperatura corporal.
  • Hacer una dieta líquida para que vaya rehidratándose, si se suda mucho es mejor que se mantenga hidratado.
  • Enfriar al niño desde los pies, esto se haría robando el calor del niño desde abajo, desde las plantas de los pies.
  • Darle infusión de girasol: una de las propiedades del girasol es la de ayudar a bajar la fiebre. Se utilizan pétalos secos de la flor de girasol y se hace una infusión con ellos.
Comentarios de Facebook