Feto podrá demandar a la clínica donde fue abortado

Un aborto en el estado yanqui de Alabama significó el comienzo de una batalla legal que llevó a la Justicia a otorgarle derechos legales al feto en la demanda contra la clínica en la que se realizó la interrupción del embarazo. Además, el hombre que dice ser el padre había sido autorizado en febrero pasado a ser quien lo represente y defienda sus derechos patrimoniales.

Ryan Magers, de 19 años, estará al frente de las acciones legales en una causa por homicidio impulsada contra el Centro de Mujeres para Alternativas Reproductivas, donde la madre se realizó el aborto pese al deseo de su pareja. El hombre también presentó otra demanda por homicidio en nombre del feto, luego de que el tribunal lo habilitara a representar a quien fue llamado Baby Roe.

De acuerdo con su abogado, Brent Helms, la presentación no es solamente contra la clínica ubicada en la ciudad de Huntsville, sino también contra el personal de la institución y los fabricantes de la píldora abortiva que provocó la interrupción del embarazo el 12 de febrero de 2017, cuando la mujer estaba embarazada de seis semanas.

La presentación no es solamente contra la clínica ubicada en la ciudad de Huntsville, sino también contra el personal de la institución y los fabricantes de la píldora abortiva

En ese sentido, el letrado explicó que la intención es que las mujeres del estado de Alabama tengan un panorama más difícil a la hora de abortar, según recogió el portal RT. Además, dijo que quiere es que los padres y los bebés no nacidos tengan derechos.

Por lo tanto, gracias a la reciente habilitación judicial, Magers representará a Baby Roe ante los estrados y también defenderá sus derechos patrimoniales. “Estoy aquí por los hombres que realmente quieren tener su bebé. Creo que cada niño desde la concepción es un bebé y merece vivir”, manifestó.

Las quejas

Tras conocer la decisión que favoreció a Magers, Ilyse Hogue, presidente de la organización NARAL Pro-Choice America, que defiende el derecho al aborto, aseguró que se trata de un caso “muy aterrador“, ya que coloca los derechos de las mujeres “en tercer lugar”.

Comentarios de Facebook