Directora de centro educativo en Tegucigalpa confirmó que un niño fue poseído por “momo”

La directora de una escuela capitalina, a quien se le omite el nombre y referencias de ese centro educativo, en atención al Código de la Niñez y la Adolescencia vigente en Honduras, confirmó el primer caso de un niño poseído por “Momo”, un reto viral que pone en peligro la vida de pequeños y jovencitos.

La encargada de esa escuela recordó que “el año pasado surgió un evento, donde la madre de un alumno de segundo grado se quejó que su hijo no podía dormir, porque otro niño le decía de que mirara el reto de Momo que es algo diabólico”.

“En realidad yo no he visto ese videojuego, pero supimos que el pequeño reaccionaba muy nervioso, con ideas raras, sobre todo en la medianoche”, agregó la mentora.

“El reto de Momo Challenge” ya se había apoderado del menor y la madre no se explicaba que ocurría, pues su conducta había cambiado, especialmente hacia sus compañeros, hasta que descubrieron que sus videojuegos tenían orientación extremadamente violenta.

Tras conocer el caso, los maestros se reunieron con el niño y los padres para profundizar en el tratamiento adecuado. “Lo primero fue hacerle ver lo dañino que eran sus videojuegos, luego se le quitó acceso al teléfono de la manera más prudente posible”, amplió.

Después de ese incidente, promueven medidas para que los padres estén al tanto de los enlaces que visitan los menores, tanto en sus casas, como en el centro educativo. Adicionalmente, las autoridades de la escuela implementaron varios programas de ayuda y acercamiento.

La directora manifestó que han abordado el tema de manera integral para que los estudiantes eviten caer en ese tipo de trampas que les causaría serios problemas.

“Gracias a Dios en este centro educativo ya no se permite ningún tipo de aparato electrónico, mantenemos un control estricto para ese tipo de juegos, páginas o lugares prohibidos a los que puedan ingresar mediante la tecnología”, concluyó.

Sin embrago, no solo en este establecimiento de enseñanza se ha experimentado ese tipo de problemas con alumnos, autoridades educativas también conocen de otros casos similares que no dan a conocer por razones obvias.

A criterio de educadores, el desinterés a tareas escolares, mostrar rebeldía con sus maestros y pedirle a sus compañeros que se suiciden, son algunas de las señales que delatan a ciertos alumnos de escuelas capitalinas, poseídos por el videojuego denominado la “Trampa Macabra”.

Cada día es frecuente el reporte de casos donde la criatura “Demonic” o “Momo” aparece en YouTube Kids, desafiando y enseñando a los niños cómo suicidarse y realizar otros actos peligrosos.

Personas de mentes retorcidas han pirateado videos y juegos para niños como Peppa Pig y Fortnite, donde “Demonic” habla, incluso a través de WhatsApp.

Madre de familia

“Constantemente superviso a mi hijo”

Luego de conocer sobre la influencia negativa a la que se exponen escolares, entre el uso indiscriminado de tecnología, padres de familia se mantienen alerta para prevenir el ingreso a redes dañinas, especialmente en los más pequeñitos.

Una de esas madres cuidadosas, Susan Núñez, manifestó que desde el momento que supo las consecuencias del mal uso de la tecnología, restringió el celular a sus hijos.

“Ahora no permito que ellos solos tengan los teléfonos y cuando tienen que hacer tareas, los estoy supervisando constantemente para que no miren cosas inadecuadas”, señaló Susan Núñez.

Alerta evangélico

Contenidos inducen a cometer homicidios

El líder de la iglesia evangélica, Mi Viña, Mario Tomás Barahona, lamentó que los escolares de hoy en día, prefieran tener acceso a las redes sociales y no a los textos cristianos.

“Los padres de familia desconocen la influencia diabólica a la que tienen acceso sus hijos, porque ellos le compran esos aparatos a los niños”, expuso Barahona.

“El problema es que la tecnología, no es bien utilizada y los niños buscan como ver juegos animados que son violentos y satánicos, estos demonios se manifiestan a través de las redes sociales y los menores son víctimas de todo lo que allí aparece”.

“Los contenidos inducen a matar a sus propios hermanitos y esa es la ola creciente que se ha visto desde el año pasado, pero eso es producto de que los padres de familia no llevan a sus hijos a la iglesia y están siendo entretenidos por cosas endemoniadas, que trae violencia y desgracias”.

“Vemos que es necesario reactivar el comité de censura que ya no existe en el país, para censurar las redes sociales, la televisión que traen los cables y sobre todo censurar los juguetes y las canciones que entran con mensajes que incitan a suicidarse”, concluyó Mario Tomás Barahona. cortesíaabriendobrecha

Comentarios de Facebook