Crédito Solidario entrega 270.000 lempiras a emprendedores de #SantaLucía

Unos 270,000 lempiras fueron entregados hoy por el presidente Juan Orlando Hernández a 13 emprendedores de Santa Lucía que ya ascendieron al tercer ciclo del programa presidencial Crédito Solidario, debido a su responsabilidad en el pago de sus dos primeros préstamos, otorgados por el Estado, a un interés simbólico.

Lourdes Colindres, una de las beneficiarias, dueña de una venta de tajaditas en la comunidad de Sarabanda, en Santa Lucía, narró que este es su tercer ciclo del Crédito Solidario, al que corresponden 20.000 lempiras de financiamiento tras haber cumplido los dos primeros, en los que obtuvo 5.000 y 10.000 lempiras.

“Con el primer préstamo empecé haciendo una champita sencilla y pagaba 220 lempiras semanales religiosamente y ya hoy distribuyo mis tajaditas en las pulperías, ya me voy superando”, relató Colindres.

Kelvin Castillo, quien es un microempresario, expresó que “siempre se nos habían cerrado los préstamos en los bancos; pero hoy, gracias a Dios y a usted, Presidente, se nos abre esta oportunidad de obtener un crédito a un interés simbólico para comprar nuestras herramientas y crecer como emprendedores y más tomando en cuenta que pertenezco al sector de discapacitados”.

Castillo, quien es propietario de un pequeño negocio de masajes terapéuticos, reconoció que “para nosotros comprar nuestras herramientas de un solo es muy difícil y no podemos pagar una cuota elevada en un banco con un alto interés”.

El presidente Hernández exteriorizó en el evento, donde también entregó 27 becas a estudiantes universitarios que se capacitarán en técnicas agrícolas en Colombia, que “el crédito a los pequeños emprendedores es vital para que la economía de nuestro país crezca”.

Añadió que “por eso hemos diseñado un programa de apoyo financiero simplificando y exonerado de impuestos por al menos cinco años para los pequeños emprendedores, de manera que puedan cimentar bases sólidas  para sus negocios”.

Los rubros a los que se dedican los emprendedores beneficiados incluyen ventas de dulces, golosinas, bisutería artesanal, ventas de lácteos, manualidades, ventas de tortillas, pan, ropa usada, sala de belleza, masajes terapéuticos y cafeterías, entre otras.

El programa Crédito Solidario surgió con la filosofía de incorporar a los sectores más excluidos de la sociedad a un esquema de préstamos a bajo interés, de manera que, luego de varios ciclos, puedan ser incorporados al sistema financiero nacional, a efecto que puedan ser sujetos de créditos por el orden superior a los 50.000 lempiras.

Comentarios de Facebook