Barcelona sigue sumando sin Messi

Hace tiempo que se sabe que a Gerard Piqué le haría ilusión ser el presidente del Barça cuando cuelgue las botas o un tiempo después. Al menos, dos años más tarde de su retiro porque es la fecha mínima que imponen los estatutos del Barça, toda vez que ningún socio puede presentar su candidatura si ha tenido un vínculo profesional con el club durante ese periodo. “Pero si se retira Messi también, tendré que esperar un poco…”, suelta a sus allegados, medio en serio medio en broma. Más que nada porque es lógico que una entidad entre en una pequeña depresión cuando se marcha la figura como le ocurre, sin ir más lejos, al Madrid tras el adiós de Cristiano. Circunstancia a la que, ahora que Messi ha sufrido una rotura del radio del brazo derecho, se ha rebelado la plantilla con triunfos ante el Sevilla, Madrid, Rayo, Inter, además de un empate, también ante el Inter. CortesíaElpaís

Comentarios de Facebook