Fiesta, civismo y amor por Honduras en las Fiestas Patrias

El civismo, el patriotismo y el amor a la patria no tienen límites y así quedó demostrado en el fervor de cada una de las miles de personas que participaron en la celebración del 197° aniversario de la Independencia.

Niños, jóvenes, adultos, personas de la tercera edad y hasta en silla de ruedas llegaron al Estadio Nacional, escenario de la celebración de las Fiestas Patrias, atraídos por las bandas de guerra de los institutos participantes y de una serie de atractivos programados para la fecha.

Por la pista del coloso capitalino transitó en silla de ruedas la joven Inés Zelaya López, encabezando la participación del instituto Monterrey, decimoquinto en la lista de colegios que atendieron el llamado de la patria.

Inés cursa el segundo año de ciclo común en dicho centro de enseñanza de la capital y consideró un privilegio ser partícipe de la fiesta del 15 de septiembre.

“Estoy muy emocionada de participar en estos desfiles”, aseguró en el momento en que transitaba frente al estrado principal donde se ubicaron las autoridades del país, encabezadas por el presidente Juan Orlando Hernández.

Fiesta para todos

En el césped del Estadio Nacional, doña María Flores, de 72 años, formaba parte del equipo de personas encargados de la limpieza del inmueble.

Una gorra y una franela de color naranja en su cabeza la protegían del inclemente sol que imperó en la capital, pero que no fue obstáculo para gritar “¡Viva Honduras!”.

“Los desfiles me han gustado, así como las exhibiciones que realizaron los policías y las bandas de los colegios”, dijo.

Consideró que los organizados realizaron un buen trabajo y lo más importante es que le dieron la oportunidad de trabajar y de celebrar como una niña los desfiles “porque Dios me tiene con vida”.

Martina Talavera, de 66 años, residente en La Mosquitia, región del departamento de Gracias a Dios, pero que anda en la capital por aspectos de salud, aprovechó para acudir al Estadio Nacional y disfrutar las Fiestas Patrias.

“Este año ha sido muy diferente y se observa mayor alegría. Me gustó la presentación de los colegios y de los paracaidistas”, confió.

Doña Martina, que era acompañada por hijos y nietos que residen en la colonia Nueva Capital, expresó que le gustó la presentación de los militares “cuando agarran a los ladrones”, en referencia a la demostración que hicieron esos efectivos.

“Estoy contenta como toda hondureña”, señaló.

Llegaron en parejas

Los esposos Mariano Ordóñez y Saturnina Sierra, residen en la colonia Los Pinos de la capital y relataron que se levantaron a las 5:00 de la mañana para ser de los primeros en ingresar el Estadio Nacional.

Doña Saturnina detalló que lo que más le gustó fue la presentación de los paracaidistas y añadió que desde hace varios días habían decidido que vendrían al Estadio Nacional para disfrutar de los desfiles de este 15 de septiembre.

Doña Saturnina y don Mariano acostumbran asistir todos los años a la celebración de las Fiestas Patrias. “De todo disfrutamos; nos gustó bastante, hay buena seguridad, todo estuvo bien”, dijeron.

Por su parte, los hermanos Fidelia y Francisco Bustillo, de 73 y 71 años, respectivamente, llegaron tomados de la mano al coloso capitalino provenientes de la colonia 30 de Noviembre.

“Voy contenta, todo estuvo excelente. Los colegios, los cadetes, todo me gustó”, añadió doña Fidelia para seguidamente expresar que “ningún año había estado tan bien como hoy. No critico nada, todo estuvo excelente”.

Doña Fidelia no soltaba de la mano a su hermano menor, Francisco, quien agregó que “me siento macanudo, pues me gustaron lo que hicieron los paracaidistas, la fuerza de seguridad y la forma como agarran a los delincuentes”.

Nicole Ríos se hizo acompañar de toda su familia a los desfiles y con su pequeño Mateo en brazos dijo que “los desfiles estuvieron muy bonitos, coloridos, así como es nuestro país”.

“Me gustaron las bandas de los colegios y la exhibición de la policía”, finalizó.

Comentarios de Facebook
Compartir