Piden evacuar a 1 millón de personas en Carolina del Sur por llegada de Huracán Florence

Las autoridades de Carolina del Sur ordenaron a cerca de 1 millón de personas evacuar las costas, en momentos en que el estado y su vecino Carolina del Norte se preparan para la llegada del huracán Florence, la tormenta más poderosa en acercarse a territorio continental estadounidense este año.

Florence avanzaba con vientos sostenidos de 209 kilómetros por hora y expertos esperaban que gane fuerza antes de tocar tierra, lo que según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) podría ocurrir el jueves, provocando lluvias torrenciales que podría causar severas inundaciones.
“No queremos poner en riesgo ni una sola vida de Carolina del Sur en este huracán”, afirmó en una conferencia de prensa el gobernador Henry McMaster. La autoridad estimó que alrededor de 1 millón de personas abandonarían la costa.
En Carolina del Norte, funcionarios ya ordenaron la evacuación de unos 250.000 residentes y visitantes desde las islas Outer Banks.Estados Unidos fue golpeado por una serie de poderosas tormentas el año pasado, incluyendo al huracán María, que provocó la muerte de unas 3 mil personas en Puerto Rico, y Harvey, que mató a unas 68 personas y causó unos 1,250 millones de dólares en daños con catastróficas inundaciones en Houston.
A las 16:00 hrs. (horario local) del lunes, Florence estaba a unos 1,880 kilómetros al este-suroeste de Cabo de Miedo en Carolina del Norte, y se mantenía en la Categoría 4, la segunda más alta de la escala Saffir-Simpson, informó NHC.
El presidente Donald Trump, cuyo gobierno enfrentó fuertes críticas por la lenta respuesta en Puerto Rico tras el paso del huracán María, canceló un mitin planeado para el viernes en Jackson, Misisipi, ante las preocupaciones de seguridad en relación con Florence, dijo su campaña.
El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dijo que le pidió a Trump declarar estado de emergencia federal.
El CNH dijo que se advirtió a los residentes hasta Virginia en el norte que Florence podría causar crecidas peligrosas en la costa e inundaciones en el interior por “lluvias prolongadas y excepcionalmente fuertes”.
El centro con sede en Miami también está monitorizando otras dos tormentas en el Atlántico.
Comentarios de Facebook
Compartir