Presentadora de la BBC anunció su muerte en redes sociales

Rachel Bland es una de las presentadoras más reconocidas de la BBC Radio en Inglaterra, y esta semana publicó un mensaje de despedida, a pocos días de su muerte anunciada.

Todo comenzó en noviembre de 2016 cuando Rachel fue diagnosticada con cáncer de mama; entonces ella misma anunció su padecimiento a través de las redes sociales, sin miedo, pero con todo su mundo desmoronándose. 

Rachel tiene tan solo 40 años, un esposo y un hijo, Freddie, de apenas un año. Los médicos le dijeron que solo le quedan “unos días de vida”.

En los últimos dos años, la presentadora intentó todo tipo de tratamientos conocidos e incluso algunos en fase de prueba con el fin de evitar el regreso de la enfermedad. Pero las cosas no salieron como ella esperaba, y en abril de este 2018, mientras jugaba en el parque con su hijo, recibió una llamada de su médico. “Lo siento Rachel, ha vuelto y es incurable”, fue lo que escuchó del otro lado de la bocina.

“Esas palabras cortaron el aire en mis pulmones. Tuve que apoyarme contra una pared para mantenerme en pie. Tomé a Freddie y, tratando de contener el llanto, caminamos a casa mientras le decía: ‘Lo siento, lo siento'”, contó en una carta publicada este martes en el HuffPost.

“El cáncer crece rápidamente a través de mi cuerpo y no le puedo echar la culpa a nadie. Es una sensación terrible que mi cuerpo sea el culpable de poner a mi familia ante el dolor que sé que les espera”, siguió.

Entonces Rachel hizo lo que no muchos hacen: Enfrentó su realidad, tomó fuerza y se despidió de sus seguidores.

“En palabras del legendario Frank Sinatra, me temo que la hora ha llegado, mis amigos. De pronto, me dicen que solo me quedan días. Es muy surrealista. Muchas gracias por todo el apoyo que he recibido. Debs  (Deborah James)  y Laozz (Lauren Mahon) continuarán con el podcast. Au revoir mis amigos.”, publicó Rachel en su cuenta de Twitter el pasado 3 de agosto. 

Además, abrió un grupo de WhatsApp con su cuñada en donde envía cosas que le gustarían para el futuro de Freddie.

Allí, le pidió que no le corte el cabello muy corto “hasta que él realmente lo pida” o que “trate de enviarlo a la mejor escuela y universidad, siempre que sea lo que él quiera”.

Rachel también se dio a la tarea de buscar y empaquetar 18 regalos, los cuales recibirá Freddie en cada uno de sus cumpleaños, del 4 al 21.

“Cuando estás en mi posición, sabiendo que se acerca el final de tu vida a los 40 años, con un esposo que adoras con todo tu corazón y un hijo de 3 años al que amas tanto que si lo miras por mucho tiempo sientes que tu corazón va a explotar, necesitas dos grandes cosas: esperanza y negación. Esperanza en las opciones de tratamiento, aunque las posibilidades de que funcionen sean escasas… y como madre tienes que utilizar tus mayores destrezas de negación. Hacer planes con tu hijo como si nada pasara. Si fuera a expresar todos mis sentimientos por tener que dejar a mi hijo, no podría disfrutar el tiempo que nos queda juntos en la Tierra”, dijo. 

Así es como el cáncer está por llevarse una víctima más. Una mujer, esposa, madre y profesionista exitosa.

 

 

Comentarios de Facebook
Compartir