“Confíe en Dios, él sabrá que va hacer con mi vida”, último mensaje de Gerson Meza a su madre

Llorando y con una voz entrecortada, la señora Claudia Patricia Meza Medina, madre del joven asesinado en el sector de La Montañita, Gerson Daniel Meza Medina, brindó una entrevista exclusiva en el noticiero #HCHMatutino donde dio a conocer los últimos mensajes que recibió de su hijo.

Hace un año y medio que Patricia se mudó a España, con el objetivo de trabajar y enviar dinero a su familia para darles un “mejor futuro” sin pensar que un día recibiría la peor noticia de su vida.

El pasado 30 de agosto fueron encontrados asesinados Mario Henrique Suárez de 19 años y Gerson Daniel Meza de 18 años de edad en el sector de La Montañita en el oriente de Tegucigalpa.

En un inicio se manejó que ambos serían estudiantes del Instituto Técnico Honduras, pero la madre de Gerson confirmó esta mañana que su hijo se había retirado de sus estudios a mediados del 2017 ya que se dedicaría a trabajar como ayudante de albañilería.

Con remordimiento en su voz Claudia Meza expresó que “si me vine para aquí fue para darle todo a mi hijo, siempre anduve detrás de él, yo siempre si me decían algo yo estaba pendiente”.

Asimismo dijo que su hijo estaba bajo el cuidado de su abuela materna y de una hermana que es pastora quienes ella considera que son su única familia y quienes la han apoyado siempre.

Reveló que su hijo ya había estado preso por supuesta posesión de droga y que en esa ocasión su hijo le dijo “me arrepiento, perdóname por que fui un mal hijo, yo estoy yendo a la iglesia”, a lo que ella le contestó “yo me muero, no ande haciendo tonterías, yo me voy a regresar mejor por que ya con lo que usted hizo mejor estoy allá”.

Asegura que a su hijo le “lavaron el cerebro” ya que aunque no podía meter “las manos al fuego por él”, ella sabía que su hijo no era una mala persona.

Patricia relató que incluso cuando ella aún estaba en Honduras, su hijo había sido golpeado por varios individuos afuera del colegio y ella se apersonó al lugar para buscar a los responsables pero no obtuvo mayor información.

“Papi ande con cuidado, quítese esas cadenas cuando vaya al colegio”, aconsejó Patricia a Gerson y añadió que “él me hacía caso a mi, él no era un mal muchacho, me arrepiento una y mil veces de haberme venido”.

Sin embargo manifestó que su hijo está en las manos de Dios ya que días antes de ser asesinado Gerson y su amigo Mario Suárez se habían encomendado a un pastor para que oraran por ellos.

Aunque no tiene mayor información del crimen, Patricia manifiesta que con tantas versiones de cómo se habrían desarrollado los hechos, al final nunca sabrá la verdad.

“Yo no soy evangelia, pero Dios no castiga nadie”, manifestó Patricia quien recordó entre lágrimas que uno de los últimos mensajes que recibió de su hijo fue “siempre confíe en Dios, siempre tenga fe en Dios, él sabrá que va a ser con mi vida, usted siga para adelante”.

Patricia asegura que algún día volverá a Honduras ya que su madre se encuentra delicada de salud y concluyó que aunque no verá a su familia como la dejó “ya nos vamos a reunir todos, mi hijo nunca lo voy a olvidar”.MG

Comentarios de Facebook