Captan a Mané limpiando los baños de una mezquita tras ganar con el Liverpool

Sadio Mané está siendo uno de los futbolistas más destacados del Liverpool en el arranque de la Premier League anotando cuatro goles en este mismo número de partidos que han ayudado a los ‘Reds’ a no perder ningún punto y a que se mantengan en lo alto de la tabla empatados con el Chelsea y el Watford.

Este gran inicio le ha servido para ser nombrado el mejor jugador de la Liga Inglesa del pasado mes de agosto y este sábado, el delantero senegalés estrenó septiembre abriendo el marcador en la victoria de su equipo a domicilio ante el Leicester por 1-2. Pero Sadio Mané también ha saltado a la noticia por un motivo extradeportivo que tiene que ver con lo que hizo después de este partido y que da una muestra de su lado más humano y amable.

Tal y como ha descubierto el usuario de Twitter @khalillaher, Mané se desplazó hasta la mezquita Al-Rahma de Mulgrave Street (Liverpool) a la que acude con frecuencia para orar y ayudó a limpiar los baños de la misma.

Este vídeo de Mané se ha convertido en viral consiguiendo sobrepasar los 10.000 retuits y los 20.000 likes en menos de 48 horas y provocando un aluvión de elogios hacia el futbolista admirando su humildad, cualidad que @khalillaher resaltó en el hashtag con el que acompañó su tuit y que ha vuelto a evidenciar que no ha perdido pese a ganar millones de euros.

Es devoto musulmán y no es su primer gesto de humildad

Sadio Mané es devoto musulmán y celebra sus goles arrodillándose ante Alá. “La religión es muy importante para mí. Respeto las reglas del Islam y rezo cinco veces al día, siempre”, explicó el jugador en diciembre de 2016 en una entrevista al Daily Mail.

El ex del Southampton creció en la aldea de Bambali del sureste de Senegal, donde su padre era el imán de su mezquita local, y ya había demostrado su solidaridad y humanidad donando 220.000 euros para la construcción de una escuela en su pueblo e involucrándose en la lucha contra el VIH en Malawi.

Comentarios de Facebook