¡ Vida Dura ! atraviesan tolupanes de la Montaña de la Flor en la “Honduras de allá”

Los poblados indígenas de Honduras poco a poco desaparecen del mapa y de la urbanización atrapados en medio de la pobreza, desnutrición y un mundo cambiante que poco o nada ellos entienden.

La historia de Honduras señala que los tolupanes serían los primeros en poblar estas tierras olvidados en la Montaña de la Flor subsisten con lo poco que tienen.

Las herramientas que poseen ante la falta de inversión, las promesas vacías de políticos mentirosos, sin un médico que atienda sus necesidades y que decir de su pobre infraestructura son solo algunas necesidades evidentes.

La Montaña de la Flor se ubican diferentes poblados de la etnia Tolupan entre ellos en El Rincón, el Higuerito, Monte Rey, La Ceiba, Piedras Moradas entre otras.

La constante sumisión en la extrema pobreza niños con pies descalzos imploran a las autoridades una respuesta para sus necesidades más notorias.

Las mujeres población frágil de esta remota aldea nos relata con su español poco entendible las graves necesidades por cubrir.

¿Donde está la vida mejor que se les prometió? Se pregunta este dirigente Tolupan
al reconocer que hace falta por solventar en estas olvidadas tierras que son recordadas cuando vienen ayudas por ser etnia que a pesar de las falencias se mantiene a flote por sus tradiciones, el cuido de su dialecto en la escuela para el caso únicamente existen dos maestros uno que les enseña el español y el otro que es de su mismo origen.

Las autoridades municipales dicen estar preocupados por esta situación ya que no se les ha hecho la transferencia municipal y los problemas se incrementan tal como lo comprobamos al encontrar por esos solos caminos a un menor que si bien el español no comprende su estómago rugía de hambre mientras en casa el fuego apagado por falta de comida es la constante día a día.

La extrema pobreza de los hermanos tolupanes es notoria, no hay desarrollo, no hay alimento y no existe voluntad de parte de quienes gobiernan por salvar a esta etnia dirigida a desaparecer. MARIEL ARTEAGA

Comentarios de Facebook