Tipos de piel que necesitan mayores cuidados frente al sol

Aunque se distinguen 6 tipos de piel, hay 3 de ellos que son más sensibles a los rayos solares, por lo que necesitan mayores cuidados para evitar las quemaduras.

Disfrutar del sol en verano es parte de la temporada, y todo tipo de piel recibe los rayos solares. Hay algunas dermis sensibles que necesitan mayores cuidados, por lo que hoy conocerás los 3 tipos de piel más delicadas a los rayos solares.

El tipo de piel es condicionado por la genética. A su vez, los tipos de piel están determinados por la anatomía y fisiología, que son las que se encargan de diferenciar la piel por el color y la flexibilidad. La melanina es la sustancia que determinará el color de piel: si la piel es oscura se debe a la producción de eumelanina, y la piel clara se debe a la feomelanina.

Entre las funciones de la piel se encuentra brindar una protección contra el medio externo. Su objetivo es minimizar la temperatura corporal y proteger al cuerpo de los rayos solares.

Los tipos de piel según el color se miden por la  escala de Fitzpatrick, que divide a la piel en 6 fototipos. Las pieles tipo 1, 2 y 3 son características de las personas blancas y caucásicas. Por otra parte, las pieles tipo 4, 5 y 6 se refieren a la de tez morena y de color.

En verano debes proteger tu piel y usar protector solar con el factor de protección más adecuado en tu caso. Las pieles tipo 1, 2 y 3 son más sensibles a los rayos solares. Acá conocerás cómo protegerlas del sol.

Fototipo I. Piel muy clara

tipos de piel

Este tipo de piel es característica de las personas de piel muy clara, pelirrojas con ojos azules y pecas en el cuerpo. La exposición prolongada a los rayos solares pueden originar graves quemaduras en la piel, porque la melanina es débil y el nivel de penetración es mayor.

El bronceado de estas personas se presenta con marcas rojas en la piel y el proceso de curación de las quemaduras solares puede ser doloroso. La cara y espalda son las partes más sensibles de este tipo de piel, porque los rayos solares llegan directamente a la epidermis.

  • Si eres muy blanca y tienes este tipo de piel, debes tener mayor cuidado y usar protector solar antes de exponerte al sol.
  • El factor de protección de la crema solar será el más alto, para evitar las quemaduras y resequedad en la piel.

Fototipo II. Piel clara

Las personas blancas con ojos azules y cabello rubio son las que presentan el fototipo II en la piel. Su exposición al sol es poca, pero absorben los rayos solares rápidamente.

La exposición solar de este tipo de piel puede producir quemaduras y pigmentación. Al igual que el fototipo anterior, se producen marcas rojas originadas por el bronceado. No obstante, el proceso de curación, en este caso, será más rápido.

  • Este tipo de piel debe protegerse el cuerpo usando protector solar y accesorios para el verano.
  • El factor de protección de la crema solar también debe ser alto. Si eres rubia y tienes este tipo de piel, evita exponerte directo al sol y cuídate.

Fototipo III. Piel caucásica

tipos de piel

La piel caucásica es común de la raza europea. Las personas con este tipo de piel son blancas y con cabello oscuro. No están acostumbradas a recibir la exposición de los rayos solares y son sensibles a las radiaciones.

  • Este fototipo se quema moderadamente, en comparación con los tipo I y II. Esto se debe a la producción constante de melanina y estructura de la piel.
  • Las quemaduras en las personas caucásicas son leves y se debe proteger con la crema solar.

Estos 3 fototipos de piel deben tener mayores cuidados porque son más sensibles y los rayos solares penetran con velocidad.

Recomendaciones para los tipos de piel I, II y III

Ten en cuenta estas recomendaciones para poder gozar del sol sin problema si pertenecer a alguno de los grupos mencionados:

  • Usar protector solar en la cara y extremidades del cuerpo.
  • El factor de protección de los protectores solares debe ser alto. Recuerda que el factor de protección para la cara será mayor.
  • No exponerse a los rayos solares en las horas de mayor radiación. Desde las 10 AM hasta las 4 PM son las horas en las que el sol penetra más en la piel.
  • Aplicarse protector solar constantemente: cada 2 horas deberás colocarte crema y así hidratarás la piel.
  • Recuerda usar accesorios como gafas solares y sombreros, para evitar que los rayos solares lleguen directamente a la piel del rostro.
  • Hidrata tu piel constantemente y consume abundante agua.

Ya conoces tu tipo de piel y con estos sencillos consejos podrás disfrutar del verano. Protege tu piel de los rayos solares: así evitarás quemaduras y lesiones.

Comentarios de Facebook