El creador del reggaetón ahora es Testigo de Jehová y dice que el ritmo “es de Satanás”

Edgardo Franco se hizo famoso en muchos países como el padre reggaetón, un género popular y provocador que aún es furor. Fue el creador de hits como Te ves buena, Tu pum, pum y Muévelo, y muchos lo conocieron por su nombre artístico: “El General”.

Sin embargo, esa vida quedó en el pasado. El panameño decidió darle un giro a su presente, se retiró de la música y empezó a predicar “la palabra de Dios”. De hecho, ahora es crítico del género que lo vio nacer como artista: “Es un ritmo de Satanás”.

 

El drástico cambio de “El General” se produjo en 2004. En ese momento se dio cuenta que el éxito y la fama lo llevaron por mal camino. En pleno esplendor de su carrera sufría por sus excesos: era adicto al juego, el alcohol y la prostitución.

Me acuerdo de cuando iba en las limusinas y veía a los hermanos predicando”, recordó Edgardo sobre su glorioso pasado. Al abandonar la música (con seis premios Billboard, 32 discos de oro y 17 de platino), ingresó en un templo de Testigos de Jehová y nunca más se alejó de la religión.

“El camino para volver a la verdad fue difícil. Siempre había un contrato más que respetar. Los hermanos me mostraron con la Biblia cuán lejos me había ido”, sentenció “El General”.

Comentarios de Facebook