El papa Francisco rompe su silencio sobre acusaciones de abuso de los curas en Pensilvania

El papa Francisco reconoció “con vergüenza y arrepentimiento” que la Iglesia católica no actuó ante acusaciones de abuso sexual por parte de clérigos contra menores de hace décadas, escribiendo “no mostramos ningún cuidado por los pequeños, los abandonamos”.

En una carta inusualmente contundente publicada por el Vaticano este lunes, el papa escribió: “Estas palabras de san Pablo resuenan con fuerza en mi corazón al constatar una vez más el sufrimiento vivido por muchos menores a causa de abusos sexuales, de poder y de conciencia cometidos por un notable número de clérigos y personas consagradas. Un crimen que genera hondas heridas de dolor e impotencia; en primer lugar, en las víctimas, pero también en sus familiares y en toda la comunidad, sean creyentes o no creyentes”.

“Mirando hacia el pasado nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado. Mirando hacia el futuro nunca será poco todo lo que se haga para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones no solo no se repitan, sino que no encuentren espacios para ser encubiertas y perpetuarse”, afirma.

Su carta llega a raíz de un informe del gran jurado de Pensilvania que detallaba décadas de abusos sexuales por parte de sacerdotes y encubrimientos de los obispos

El informe dice que los documentos internos de seis diócesis católicas en Pensilvania -algunos en un archivo secreto del que solo el obispo tenía una clave- muestran que más de 300 “sacerdotes depredadores” han sido acusados ​​creíblemente de abusar sexualmente de más de 1.000 niños víctimas.

El papa había estado bajo una creciente presión para que comentara sobre el informe, y notablemente no lo mencionó en su sermón público en Roma el domingo.

CNN

 

Comentarios de Facebook
Compartir