Ventajas de los depósitos a plazo fijo

Seguridad, buena rentabilidad y tranquilidad, esto es lo que buscan los clientes que contratan un depósito a plazo fijo, un  producto de ahorro bancario del que crece su interés año tras año.

Estas son las ventajas de las que podemos disfrutar contratando un depósito a plazo fijo:

– Conseguiremos una buena rentabilidad sin preocuparnos por los posibles riesgos a los que podamos enfrentar a nuestros ahorros.

– No existe ningún tipo de riesgo con los depósitos a plazo fijo, ya que estaremos cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos hasta los 100.000 euros, perfecto para los ahorradores que quieran buscar la mejor rentabilidad para sus ahorros sin ningún tipo de riesgo.

– Su contratación es tan cómoda y fácil que podemos contratarlo incluso a través de Internet con la misma facilidad que si lo contratásemos a través de una entidad bancaria físicamente.

– La liquidez es muy alta comparados con otros productos bancarios, algunos depósitos permiten rescatar nuestro capital en cualquier momento, sin ninguna penalización. Si esto no fuese posible, también podemos dirigir los intereses generados por nuestro depósito a una cuenta remunerada donde seguir consiguiendo beneficios por nuestro capital.

Contratar un depósito bancario puede ser muy beneficioso para un ahorrador conservador, puedes tener diversificado tu dinero en varios depósitos a plazo fijo para rentabilizar más tu inversión, ya que cuanto el más largo sea el periodo del plazo fijo, mayor rentabilidad, por norma general obtendremos. La rentabilidad puede variar en función de los distintos precios del mercado. Lo mejor es utilizar un comparador de depósitos para obtener la oferta que más nos beneficie.

Comentarios de Facebook