21.8 C
Tegucigalpa
Inicio ARTE ¿Quiénes son las verdaderas súper mamás?

¿Quiénes son las verdaderas súper mamás?

uando mi bisabuela decidió dar a luz a pesar de las complicaciones la llamaron súper mamá. Cuando mi abuela sacó adelante a ocho hijos recibía complementos de ser una súper mamá.Cuando mi mamá dedicó años de su vida en sacar adelante a mi hermana después de una enfermedad  se convirtió para muchos en súper mamá.Cuando su amiga tuvo a una hija con discapacidad era para todos una súper mamá.Cuando la vecina adoptó a dos hijos era la súper mamá de la colonia.

Durante el tratamiento de cáncer de mi hijo hasta su muerte he recibido comentarios de ser una súper mamá, los cuales agradezco pero en lo personal  siempre me hacen reflexionar y hoy me ponen a escribir.

Hace un año el 10 de mayo me despedía de mi hijo con mucha dignidad, aceptación y desprendimiento pensando solo en él y no en mi sufrimiento como lo hace cualquier madre en la vida normal solo que en situaciones bastante antinaturales, ese 10 no estuve triste si no muy agradecida de poder pasar ese su penúltimo día en esta vida y su último día de las madres juntos, es ahí donde aprendí  que uno de los grandes retos en la maternidad es mantener la esencia de ser madre en todo momento incluso en el de más estrés ( llámese un mal día, trabajo, etc.) es lograr que el momento no me sobrepase y yo me imponga ante éste, es anteponer lo que yo siento para ofrecerle lo mejor a mis hijos quienes muchas veces no entienden o tienen la culpa de lo que me pasa así como nosotras no somos responsables de todo lo que a ellos les pase, es aprender a soltar, agradecer y disfrutar la maternidad.

Todas estas mujeres que menciono en el primer párrafo han sido unas heroínas, unas súper mamás,  las admiro y reconozco que hemos tenido que luchar ardua e intensamente contra corriente  pero en el fondo de mi corazón creo firmemente que las súper mamás están por todos lados moviéndose en la corriente, me encanta verlas, observarlas y admirarlas. Las veo en las piñatas, en las escuelas, en los parques, en mi colonia, en el supermercado, en el trabajo, en los hospitales…

Son aquellas que abrazan a sus hijos con inconmensurable amor no importa si es a la salida de la escuela  o en una cama de hospital  ya que la esencia de ser una súper mamá es la misma aunque en situaciones diferentes. Son las mamás que están sometiéndose a dolorosos y largos tratamientos rezando cada mes por estar embarazadas así como las mamás que en vez de juzgar se concentran en valorar a sus hijos en sus casas.

Son las mamás que han tenido que sufrir una pérdida involuntaria, como las mamás que disfrutan cada día de la compañía de sus hijos. Son las mamás que reciben por primera vez a sus hijos con todo el amor después del parto o de vivir los sentimientos encontrados de haber terminado en cesárea así como la mamá que después de largos e interminables papeleos en una casa hogar recibe a su hijo.

Son las mamás que han tenido que vivir el dolor más grande que existe en este mundo al enterrar a sus hijos, como la mamás que honran la vida de los otros siendo y haciéndolos felices. Son las mamás que pasan gran parte de su día en terapias o acesorías como las mamás que pasan gran parte de su día haciendo las tareas normales con los hijos. Son las mamás que tienen que soportar el dolor de dejar a sus hijos en una guardería por tener que trabajar, como las mamás que suprimen las ganas de ganar su dinero cuando no es tan necesario con tal de estar con sus hijos.

Es la mamá que decidió dar a luz en vez de abortar como la mamá que decidió adoptar, amar y criar a ese niño. Son las mamás que sacaron adelante a sus familias solas, como las mamás que tuvieron siempre ayuda y a un esposo de respaldo.  Es la mamá que enseña a volar a sus hijos toda una vida y a la hora de verlos partir los bendice respetando cualquiera que ha sido su decisión haciéndoles saber que siempre estará ahí.

Es romper las ataduras y hacer lo que a mí como madre me da paz y felicidad entendiendo plenamente que lo que la otra mamá hace no significa que sea lo mejor para mí ya que todas hemos vivido diferente, es ser compasiva y no juzgar a la mamá de alado que al igual que yo está tratando de hacer lo mejor por sus hijos.

Nadie puede imaginar lo que es ser madre hasta que lo es, no se puede describir esa inconmensurable conexión incomparable  con ninguna otra relación humana, ese amor tan grande que siempre busca: “más” y  “mejor”  ese amor que nunca muere y que permanecerá en nosotras por el resto de nuestras vidas  no importa si solo lo tuviste unos meses en tu vientre, si viene con alguna discapacidad, si Dios decide llevárselo antes de tus planes, si llega por medio de la adopción; el regalo de ser madre es indescriptible y te cambia por completo para bien, para ser mejor.

Convertirse en la mamá de alguien más quiere decir que mi rol en este mundo ha cambiado que he dejado de ser yo a cambio de ser ellos, es tratar de buscar la mejor versión de mi misma, es ser mamá por siempre y para siempre no importa lo que pase, es un título que ya no se quita.

Decir que soy una súper mamá porque me tocó ser madre de un niño especial creo que es discriminatorio porque considero que el verdadero significado de ser una súper mamá no radica en el sufrimiento, en las lástima o en la compasión  si no en todo lo contrario; radica en la alegría, amor, entrega y paciencia que pongo en el momento o situación que me toca vivir, radica en el agradecimiento a Dios de lo que tengo o lo que tuve, radica en sabernos humanos pero decidir dar lo mejor de mi cada día. Ser una súper mamá radica en no quejarse mucho ya que la queja  es antónimo al agradecimiento y hay que procurar ser más agradecidas que quejumbrosas, es entender que  mis problemas no son los de mis hijos.  Ser una súper mamá es ser extraordinaria desde mi propia trinchera sea cual sea.

Hoy mi respeto y admiración en especial  para mis compañeras y amigas mamás que al igual que yo pasarán este primer diez de mayo sin alguno de sus hijos/as ya que estaremos unidas de una manera indescriptible, que al igual que ser mamá solo quienes lo pasamos lo podemos entender; pero de igual manera ese reconocimiento va para las mamás entregadas a sus hijos estén sanos o no porque una súper mamá lo será llevando a su hijo a la escuela y de igual manera si algún día le toca pasar meses con él en el hospital, la esencia ahí está, el camino no lo decide uno sin embargo la actitud que presente ante éste será  totalmente mi responsabilidad.

¡FELIZ DÍA DE LAS MADRES A TODAS LAS SÚPER MAMÁS!

Cortesía: vanguardia.com.mx

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

Top 5 de HCH

- Publicidad -
- Publicidad -