Una monja muere durante un juicio contra Katy Perry

La cantante estadounidense, Katy Perry lleva años inmersa en una batalla judicial para conseguir la propiedad de un convento en Los Ángeles. El caso todavía no se ha resuelto, ya que las antiguas residentes del lugar, un grupo de monjas católicas, alegan que quieren vender el lugar a una restauradora, Dana Hollister, que quiere convertir la propiedad en un hotel.

El juicio, sin embargo, ha sufrido vuelco tan inesperado como trágico. Una de las monjas implicadas en la disputa, la hermana Catherine Rose Holzman, de 89 años, falleció el pasado viernes mientras se encontraba dentro del juzgado de Los Ángeles para pelear por el derecho de venta de la parcela de tres hectáreas, según informa la cadena estadounidense Fox.

Las monjas y Katy Perry se disputaban la propiedad de un convento católico

Antes de entrar en el juzgado, Holzman, que iba acompañada de otra monja, Sister Rita Callanan, se refirió a Katy Perry pidiéndole que “por favor, pare. No hace ningún bien a nadie excepto herir a mucha gente”, explicó a la cadena KTTV.

El caso, a pesar de seguir en curso, parecía acabar con la victoria de Katy Perry. En 2015 la archidiócesis negó a las monjas la autoridad de vender la propiedad a Hollister. Tan solo un año más tarde, un juez declaró la venta de “inválida”, allanado así el terreno para que Perry pudiese comparar el convento.

Comentarios de Facebook