Hallado muerto el magnate ruso exiliado en Reino Unido Nikolai Glushkov

El exiliado ruso Nikolai Glushkov, de 68 años, socio del fallecido oligarca Boris Berezovski, ha sido hallado muerto en su domicilio de Londres, según ha informado su abogado y ha avanzado este martes The Guardian. El cuerpo de Glushkov fue encontrado por su familia y amigos el lunes por la noche, según el diario británico. La causa de la muerte no está clara.

La noticia se conoce horas antes de que venza esta medianoche el ultimátum lanzado el lunes a Moscú por la primera ministra británica, Theresa May, para que aclare su participación en el ataque con gas nervioso, el pasado domingo 4 de marzo en Salisbury (Inglaterra), contra el exespía ruso y exinformante del MI6 Serguéi Skripal y su hija Yulia. Ambos continúan hospitalizados en estado crítico.

Glushkov trabajó en los años 90 para la aerolínea estatal Aeroflot y la empresa de automóviles LogoVAZ, de Berezovski. En 1999, cuando el oligarca ruso se enemistó con el presidente ruso Vladímir Putin y huyó a Reino Unido, Glushkov fue acusado de blanqueo de dinero y fraude, y cumplió cinco años de prisión hasta su liberación en 2004.

Recibió asilo político en Reino Unido y vivía en Londres, donde testificó en el caso que Berezovski perdió contra el también oligarca Roman Abramovich, que mantenía una buena relación con Putin. Tras perder el juicio, Berezovski desapareció de la vida pública. En marzo de 2013, fue hallado muerto en la casa de su esposa en Berkshire (Inglaterra). La policía cree que se suicidó, pero el forense dejó el caso abierto.

El cadáver de Glushkov ha sido hallado diez días después del ataque con gas nervioso contra el exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury, en el sur de Inglaterra, el pasado 4 de marzo. Este lunes Theresa May dijo en el Parlamento que es “altamente probable” que Rusia sea el autor del ataque contra Skripal y su hija. La conclusión de Reino Unido obedece a que el ataque fue con “un agente nervioso de grado militar de un tipo desarrollado por Rusia”, según explicó la primera ministra, así como al “reciente historial de Rusia de llevar a cabo asesinatos patrocinados por el Estado”. La sustancia utilizada en el ataque, según informó este lunes May, fue identificada por los expertos del laboratorio británico Porton Down como parte de los agentes nerviosos conocidos como Novichok.

“Solo hay, pues, dos explicaciones posibles para lo que pasó en Salisbury el 4 de marzo”, ha añadido May. “O bien fue una acción directa del Estado ruso contra nuestro país. O el Gobierno ruso ha perdido el control de este agente nervioso de efectos potencialmente catastróficos y ha permitido que llegue a manos de otros”.

Serguéi Skripal, condenado en 2006 por revelar las identidades de otros agentes rusos y refugiado en Reino Unido, fue envenenado deliberadamente con gas nervioso junto a su hija Yulia. También resultó afectado por el gas tóxico el agente de la policía local Nick Bailey, que acudió en primer lugar a atender al padre y la hija, y continúa hospitalizado como ellos, grave aunque consciente.

CORTESIA: EL MUNDO

Comentarios de Facebook
Compartir