Operadores de justicia dejarán de pagar alquiler y tendrán sus propias viviendas en Praderas Dignas

· “Praderas Dignas” tendrá 1,046 viviendas en la primera etapa. Aquí vivirá miembros de las Fuerzas Armadas, policías, bomberos, jueces, fiscales y empleados del Sistema de Emergencia 911

· “Es justo que ustedes tengan sus propias viviendas”, les dijo el presidente Juan Orlando

Tegucigalpa, 5 de febrero. “Ya no vamos a pagar alquiler, tendremos nuestra propia casa”, es la frase que expresaron hoy los operadores de justicia que serán beneficiados con “Praderas Dignas”, un proyecto habitacional ubicado en el sector de El Tizatillo, salida a la carretera del sur, en Tegucigalpa.

En la primera etapa contará con mil 46 viviendas que estarán a disposición de miembros de las Fuerzas Armadas, policías, bomberos, empleados del Sistema de Emergencia 911, jueces y fiscales.

Es un proyecto inédito dirigido a aquellos que, por la naturaleza de sus trabajos, arriesgan la vida.

En la casa modelo de lo que será el proyecto habitacional “Praderas Dignas”, varios de los beneficiarios dialogaron con el presidente Juan Orlando Hernández, quien los escuchó detenidamente y conoció la historia de vida de los que hoy aspiran a su propia vivienda.

“Soy una mujer soltera, vivo sola y rento un apartamento por 3,700 lempiras en la colonia Los Llanos”, le confió al presidente la joven Keterine Arita, que labora para el Instituto de Previsión Militar (IPM).

Pero hoy Arita estaba feliz y dijo contar los días para poder habitar su propia casa, pagando 2,700 lempiras mensuales, una cuota que la considera factible.

“Este proyecto seguro me cambiará la vida”, dijo, mientras el presidente la escuchaba detenidamente.

“Es justo que ustedes tengan su propia vivienda, que dejen de pagar en alquiler. Es una manera de darles las gracias por los sacrificios que ustedes hacen por el pueblo hondureño”, les respondió el presidente.

Para los operadores de justicia que dudan del proyecto habitacional, Keterine les asegura que “es una realidad y es por eso que los motivo a todos a que comencemos a hacer esos trámites, no es nada engorroso y eso es lo bonito”.

Siete años de pagar alquiler

El agente de policía, Darwin Pineda, le contó al presidente Hernández que tiene siete años de estar alquilando en Tegucigalpa y hoy más que nunca –expresa- aspira a tener su propia vivienda.

Pineda detalló que solo de alquiler de vivienda paga 4,200 lempiras y 800 lempiras entre agua y luz, sumando un total de 5,000 lempiras.

“La cuestión es que a mí me salen 5,500 lempiras, sin contar con la comida de mis hijos, la leche y muchas otras cosas más”, siguió contando.

“Creo que nunca se había dado estas oportunidades, en donde nosotros los policías logremos tener estos beneficios de una vivienda”, destacó.

El agente de policía Pineda insistió que aspira a tener una casa de tres cuartos, pensando en sus hijos.

Destacó que en este proyecto que promueve el gobierno del presidente Hernández “hay una accesibilidad de pago, me va a salir como en 4,600 lempiras la cuota, mucho más bajo de lo que pago y pagando algo propio”.

Finalizó diciendo que se ve muy largo a pagar la casa en 20 años, pero –añadió- el tiempo pasa rápido.

El bombero, Júnior Velásquez, dijo tomar con agrado la oportunidad que se les presenta de acceder a su propia vivienda a través del proyecto habitacional “Praderas Dignas”.

Reconoció que no es fácil adquirir una casa en estos tiempos. “En mi caso yo vivo con mis padres, no alquilo todavía pero no es muy fácil adquirir un terreno y ya que está esta oportunidad hay que aprovecharla”.

Aceptó que por muchos años se venía hablando de este tipo de proyectos, específicamente para los bomberos, pero celebra que hoy es una realidad.

“Al presidente Hernández le digo gracias por el proyecto y más por el bono de 110,000 lempiras que va a dar como prima para la adquisición de la vivienda”, añadió.

“Estoy muy entusiasmado por este proyecto y ya quisiera vivir en una de las viviendas”, concluyó.

Frases

“Estamos muy contentos miembros de Fuerzas Armadas, Policía Nacional, el Instituto de Previsión Militar con esta oportunidad que se nos está brindando de poder adquirir nuestra vivienda a cuotas accesibles y que fueron diseñadas exclusivamente para nosotros, personas con ingresos medios”. Paola Gallegas, labora en el IPM.

“Se nos presenta una gran oportunidad de obtener nuestra propia vivienda, porque las cuotas son bajas, accesibles y tenemos la oportunidad de poder pagarlas. La cuota no nos afecta el salario y es una gran oportunidad que estoy aprovechando”. Erick Joel Domínguez, labora en el Departamento de Ingeniería de IPM.

“Las expectativas son muy buena porque nos están dando a los policías y particularmente de la escala básica de poder obtener nuestra propia vivienda. Es una vivienda digna y reúne las comodidades que uno necesita para la seguridad de nuestros hijos. Actualmente vivo con mi madre”. Agente de policía Raiza Ascony Palma.

Comentarios de Facebook
Compartir