¡ L.350 Millones ! malgastó la ENEE en contrato de “sistema informático”

Ha salido a la luz un millonario contrato en el cual la Empresa Nacional de Energía Eléctrica pago unos 15 millones de dólares que son el equivalente de al menos 350 millones de lempiras en un contrato de un sistema informático que todavía no se ha puesto en funcionamiento.

El acuerdo habría sido firmado el 19 de septiembre de 2013 por unos 21.9 millones de lempiras, contrato que se firmo entre Emil Hawit y Emerson Pacheco del consorcio Indra Sasa, conformado por sistemas abiertos e Indra para desarrollar el sistema Integrado de Gestión (SIG).

Indra Sasa está conformado por la empresa Indra de España y Sistemas Abiertos empresa que estuvo involucrada  en el latrocinio al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) por haber firmado un contrato sobrevalorado.

Según un informe del Tribunal Superior de Cuentas, publicado en 2017, el Sistema de Gestión Comercial y Sistema de Gestión de Incidencias no operan completamente, pese a que la Enee realizó una enmienda al contrato original para poner a funcionar ambos subsistemas.

El producto que más dificultades ha tenido es el Sistema de Gestión Comercial, que
iba a servir para almacenar y procesar la información sobre medición de lectura de
contadores, control de mora, conexión y gestión de pérdidas no técnicas, entre otros.
Para que este subsistema funcionara a cabalidad, la empresa Servicio de Medición
Eléctrico de Honduras (Semeh) debía crear un programa que permitiera migrar la
información de su base de datos, lo que se conoce como interface hacia el Sistema de
Gestión Comercial. Pero Semeh, que antes realizaba la facturación de electricidad,
mediante el sistema IBM 390, que vende la Enee, se negó, lo que ocasionó un impase que a la fecha no ha podido ser superado.

El contrato original tenía una duración de nueve meses, pero al no poder integrarse la
información de Semeh para el subsistema que hizo Indra Sasa, la Enee determinó darle a
Indra Sasa una ampliación del acuerdo, con fecha 18 de junio de 2014 a fin de crear la
interface. Por esta adenda se la pagaron a Indra Sasa 2 millones de dólares (unos 48
millones de lempiras). “Por razones propias de las interioridades del contrato entre la Enee
y el consorcio Semeh, la Enee no ha podido desarrollar las acciones que permitan la
interface entre los dos sistemas, generando un atraso en la implementación de dos de los
elementos que contractualmente se enmarcan en el contrato con Indra Sasa generando a la fecha un retraso de 4 meses afectando el cronograma inicial consensuado”, dice uno de los numerales de la adenda.

Comentarios de Facebook
Compartir