Ideas decorativas para un cambio en tu casa

El uso de sillas, muebles y otras piezas recicladas sigue vigente. Las plantas continúan reclamando su espacio dentro y fuera del hogar. Y colores como el verde esmeralda se suman para darle frescura y vitalidad a las estancias. Si quieres darle un cambio a tu casa, hay muchas ideas que puedes seguir. Sólo tienes que definir tu estilo y crear.

No hace falta que inviertas demasiado. Hay técnicas de bricolaje que puedes utilizar para darle un nuevo aire a tu vivienda. Una estantería para los cactus, por ejemplo, unas repisas colgantes o unos envases de cristal teñidos de diferentes tonos, pueden darte ese look relajado y fresco que pudieras estar buscando. No dejes de intentarlo. Estos consejos te serán de gran ayuda.

¿Quieres renovar tu casa? Pon atención a estos detalles

Una de las tendencias decorativas del 2018 es la inclusión de flecos. En cortinas, muebles, manteles y almohadones toman protagonismo, y en cuestión de matices son muchas las opciones. Negro, dorado, blanco, verde, azul… Una amplia variedad para innovar.

El reciclaje de elementos se afianza en los interiores, donde será común encontrar jaulas, antiguas ventanas y escaleras de mano en desuso como piezas decorativas. La consciencia ecologista se mezcla con el buen gusto, para una ambientación con propósito.

Las plantas se niegan a morir. Refrescan el aire, aportan serenidad y aumentan la productividad si se colocan en zonas de trabajo. Al natural o dispuestas en elementos como papel pintado, continuarán recordando que la naturaleza tiene mucho para ofrecer.

Si quieres darles un poco de protagonismo, puedes fabricar una hermosa repisa, que te permita recuperar una pared sin gracia. Hazte de una tabla de madera alargada, afianza unos soportes en el techo y cuelga con una cuerda sisal. Pinta de blanco y pon sobre ella macetas de audaces tonalidades, que contrasten con las hojas o flores. También puedes poner unos libros o un pequeño cuadro.

Ideas simples, pero llamativas

Si al entrar a casa quieres encontrar calidez y áreas que te inviten a relajarte, elige piezas de bambú, madera, metal, cristal o piedra para las distintas habitaciones. Evita los excesos. Mantén las estancias lo más despejadas posible, y emplea el blanco para pintar tus paredes.

Si buscas algo que te dé un toque de color, sin gastar demasiado, recopila envases de vidrio de diversos tamaños y formas, y tiñe con pinturas especiales. Usa un rociador y proporciona un acabado alegre y audaz. El chicle y el terracota son matices muy llamativos, pero no desestimes el azul índigo y el verde esmeralda, pues son los reyes de esta temporada.

Experimenta ubicando una rejilla en la pared, que te sirva como recurso de almacenamiento, o simplemente como base para hacer crecer hermosas enredaderas.

Las cajas de frutas son otro gran recurso para fabricar estanterías, de varias dimensiones. De igual modo, las puedes convertir en curiosas butacas para el cuarto de juego de los niños o el rincón de lectura. Una mesa de noche, una zapatera, una biblioteca, una vinera y un escritorio, también pueden resultar de ellas si las sabes aprovechar.

¿Tienes maletas viejas? No las tires. Pueden ser tu mejor adorno. Si las cortas y las fijas en los muros, podrás poner tus fotografías. Si las abres y las colocas en el rincón, conseguirás un anaquel muy original. Y si montas una sobre otra idearás una linda mesa de altura. ¡Atención! Como cama para tu perro son estupendas. Unas almohadas o cobijas dentro, y tu mascota estará muy cómoda.

Cortesía: vivirhogar.republica.com

Comentarios de Facebook
Compartir