Claves para salir de deudas, sin morir en el intento

Las deudas hacen parte de la vida de cualquier persona. Las utilizamos para construir patrimonio, viajar, estudiar o para cualquier emergencia. ¿Qué hacer para salir de ellas si se acumulan?

123RF 

 RECURSOS RELACIONADOS

“El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”, dice un pasaje de la Biblia. Lo mismo se puede aplicar con nuestras deudas, alguna vez las hemos tenido, desde el vecino que va a la tienda y le dice al tendero ‘Apúntemelo en la cuenta, después le pago”, hasta los que viven con créditos de más de $50 millones en adelante, porque compraron una casa o no les alcanzó para sus estudios y se financiaron.

Sin embargo, esa costumbre se puede volver en mala compañía. Estudios realizados en Colombia señalan que cuando les preguntan a las personas qué tanto temen perder su empleo, una gran proporción, cercana al 60% manifiesta esa preocupación. Pero, al tomar una deuda, normalmente responden que van a pagar su siguiente crédito con el salario de su trabajo, que es su principal fuente de empleo.

Esa aparente contradicción lleva a pensar ¿Si temen por su trabajo, no deberían tener un mejor plan para pagar sus deudas? Y aunque parece que solo hay una sola respuesta, lo cierto es que las personas prefieren pensar cosas como:

– “Dios proveerá”

– “La plata se consigue”

– “Lo importante es que haya salud”

Y frases que solo son bloqueadores para afrontar la verdadera cuestión. Podemos pagar nuestras deudas, lo importante es tener confianza, disciplina y un plan. No hay que ‘morir en el intento’ mientras se completa este objetivo. Por eso, le dejamos estas recomendaciones generales que puede poner en práctica.

Siga un método

En Finanzas Personales le hemos dejado algunas estrategias para ahorrar y hacer un presupuesto. Unas son para ahorrar, otras para dejar un monto de su ingreso al servicio de la deuda. Le tenemos alternativas como:

-El método kakebo

-La táctica ‘snowball’

-La fórmula para saber si está sobrecargado con la deuda

Esto le ayudará a organizar su presupuesto. Claro, todo depende de cómo se sienta sin deudas, porque incluso hay estudios donde concluyen que tener deudas ofrece algunas ventajas sicológicas.

Enliste las deudas

Según Entrepreneur, en colaboración con ‘Proteja su dinero’, el primer paso para salir de las deudas es tener claridad de cuánto se debe,en qué productos, a quién se le pidió prestado a la familia. Empiece por ordenar de mayor a menor las deudas. La más grande se debe pagar primero y después las demás. Otra manera que puede funcionar es enlistarlas por la de mayor tasa a menor tasa de interés.

Cuide el gasto

Según un informe de 2017 titulado “La nueva banca, una plataforma al servicio de tu bienestar financiero”, desarrollado por expertos de Indra, existen algunas recomendaciones generales que pueden aportar a mantener una buena salud financiera. Cuidar el gasto de una de ellas y es la recomendación que menos siguen las personas.

Precisamente, eso ocurre por las frases enunciadas anteriormente que la gente pronuncia para darse palmaditas en la espalda por sus acreencias. Es necesario tenerla clara como regla de oro: nunca se debe gastar más de lo que se gana para garantizar una buena salud financiera. Además, es importante darle prioridad al cumplimiento de las responsabilidades financieras principales, como lo son el pago de las facturas, que se recomienda, debe ser total y a tiempo.

Ahorre

Una recomendación que, aunque parece difícil, es más fácil de aplicar de lo que se cree. Para lograrlo, es aconsejable disponer de liquidez para cubrir los gastos corrientes durante 6 meses, siendo precavidos ante cualquier situación futura que se pueda presentar. Siempre es indispensable disponer de suficientes ahorros o activos a largo plazo.

Averigüe cómo está la capacidad de endeudamiento

Es importante disponer de ingresos suficientes para cubrir el servicio de la deuda (entendida como los gastos principales + intereses). En algunos casos, contar con una calificación crediticia notable, permite acceder a un endeudamiento “barato”.

Pague más del mínimo

Si a medida que cambia de trabajo (las personas que cambian más seguido de empleo, mejoran sus ingresos con respecto a las que no lo hacen) sube el sueldo, revise antes de comprar más cosas, si puede pagar más rápido sus créditos. Recuerde que en Colombia no hay sanción por hacer pagos anticipados de los préstamos bancarios.

¿Puede vender su cartera?

A veces, en época de baja de tasas de interés como la que el Banco de la República viene aplicando desde finales de 2016 y durante 2017, es posible que se alivien las tasas de los créditos bancarios. Pero, como esto suele demorarse un poco en replicarse a las personas ‘de a pie’, se llega a la situación de tener intereses por arriba del 30%, como el caso de los intereses corrientes de las tarjetas de crédito y de mora. Por eso, revise si su capacidad de pago le permite consolidar sus deudas en unmismo banco a una mejor tasa.

Guarde las tarjetas o devuélvalas

Si realizó el paso anterior, devuelva las tarjetas pagadas. Cada peso de menos en cuotas de manejo es un ahorro más que puede servir para prepagar los créditos. Según Entrepreneur, el ‘dinero plástico’ puede quedar en un lugar seguro, o de ser posible, devuélvalos para dejar de usarlos y acostúmbrese a hacer sus compras que necesita, no porque las desea.

Cortesía: finanzaspersonales.com

Comentarios de Facebook
Compartir