Le tiraron un periódico al papa Francisco en su visita a Chile

El papa Francisco avanzaba en el papamóvil en medio de la multitud para dirigirse al Parque O’Higgins, en Santiago de Chile, para ofrecer su primera misa en el marco de su visita a Chile, cuando alguien le lanzó un periódico que le pegó en la cara. (Lea: Papa Francisco se reúne con víctimas de abusos sexuales por religiosos en Chile)

El hecho generó preocupación entre sus escoltas y la multitud que se agolpaba para saludarlo. Sin embargo, el papa siguió sonriendo.

Centenares de manifestantes protestaron en contra de su visita. Aunque  el jefe de Estado del Vaticano pidió perdón por los casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Chile, no fue suficiente.

Los manifestantes también protestaron por el costo de la visita del papa Francisco debido a que, según los organizadores, se eleva a unos 6 millones de dólares, pero la prensa local asegura que puede superar los 10 millones si se cuenta la seguridad y las comunicaciones que tiene que costear el gobierno.

Las manifestaciones se han sucedido desde el lunes por la noche con la llegada del papa a Chile, el país más hostil con la Iglesia católica de América Latina, según un reciente informe.

El propio Vaticano ha calificado esta visita como una de las más complejas que ha realizado Francisco en sus casi cinco años de pontificado.

La pasada madrugada se registraron tres nuevos ataques incendiarios contra iglesias en Santiago y en La Araucanía (sur). El papa tiene previsto viajar este miércoles a Temuco -en esa región- para realizar una misa y reunirse con los mapuches, el pueblo originario de Chile y Argentina que reivindica sus tierras ancestrales.

Esos ataques se suman a otros perpetrados el fin de semana contra cinco iglesias en diferentes comunas de Santiago. Las autoridades los atribuyen a grupos anarquistas.

Poco antes, el papa Francisco había expresado “dolor y vergüenza”, durante un encuentro con la presidenta Michelle Bachelet, por los abusos sexuales a menores cometidos por decenas de sacerdotes en Chile en los últimos 18 años. Un asunto que ha provocado la desconfianza de muchos chilenos en el clero.

Comentarios de Facebook